Uno de los principales fallos con el que cuentan los sistemas en 3D, es que a pesar de su nombre son más bien planos. Quiero decir, que las tres dimensiones sólo las vemos en la dirección de «hacia nosotros», siendo imposible realizar giros sobre la imagen de 360º. Bueno, eso era hasta ahora, puesto que desde el departamento de Human Media Lab de la Universidad canadiense de Queen ha conseguido lo impensable: un sistema 3D de 360º.

El sistema se basa en una especie de «cilindro» en cuyo interior se puede proyectar la imagen final. Así, podemos proyectar la imagen de una persona y tu la verías a tamaño natural como si la tuvieras delante de ti. Lo interesante del asunto, es que si comienza a girar alrededor de ella, podrás ver su costado o su espalda a medida que vayas girando. Algo que hasta el momento era más que impensable.

Para conseguir esa imagen de 360º se han utilizado un total de 10 sensores tipo Kinect, que permiten capturar la totalidad del objeto a proyectar desde cualquier ángulo posible. Desde luego, la prespectiva de proyección sólo es válida para una persona (la que está viendo el cilindro) pero las posibilidades de este sistema son más que infinitas. Vamos, que hasta el famoso «holograma» de la princesa Leia en Star Wars se ha quedado anticuado ante este impresionante avance en la proyección 3D.