Tras meses de espera y hype, ayer se presentó oficialmente el Samsung Galaxy S III, llamado a ser el nuevo rey de Android. Mientras sigue el debate sobre si es un gran teléfono a la altura de las expectativas o un fracaso por parte de la compañía surcoreana, se ha filtrado una imagen de lo que sería el nuevo Windows Phone por parte de Samsung. Por lo que se puede apreciar en las imágenes, el Samsung SGH-i667, también conocido como “Mandel”, cuenta con un diseño muy similar al del SGS III.

Según reportes, lo único que se sabe hasta ahora sobre el Samsung SGH-i667 en cuanto a especificaciones técnicas es que tendrá una pantalla de 4.3 pulgadas y que tendrá conectividad LTE con la red AT&T de Estados Unidos. Por sus capacidades LTE, es de suponerse que el Samsung “Mandel” está pensado para competir con el Nokia Lumia 900 –actual buque insignia dentro de Windows Phone—o el HTC Titan II. No obstante, por no compartir fecha de lanzamiento con ninguno, podría llegarse a pensar que el móvil de Samsung habría sido cancelado.

En otra imagen filtrada se trata de una captura de pantalla del dispositivo conectado a Zune Desktop. En ella aparece el nombre del modelo, así como el logo de AT&T en la parte superior. Además, la captura de pantalla nos permite conocer que el Samsung “Mandel” contaría con 8GB de almacenamiento interno –5.41 disponibles–, por lo que difícilmente se trataría de un terminal de gama alta. Salvo alguna sorpresa, el Nokia Lumia 900 seguirá siendo el gigante dentro de Windows Phone.

Probablemente Samsung esté esperando al lanzamiento de Windows 8 para presentar un gran terminal digno de un sistema operativo sólido como el de Microsoft, pero hasta entonces, nos gustaría ver más del mayor fabricante del mundo dentro de Windows Phone.

Vía: Engadget