Si compras una Panasonic Lumix TS4, lo primero que leerás en el manual acerca de sus funciones GPS será lo siguiente:

El sistema de GPS puede no funcionar correctamente en China o en los paises que la bordean.

Lo anterior es una afirmación algo curiosa ya que los sistemas GPS son independientes del país en el que se encuentren, ademas de estar administrados por Estados Unidos. Millones de dispositivos receptores funcionan en China y sus alrededores, ya sean embebidos en un teléfono móvil o como gagdet especializado. Entonces, ¿por que se afirma semejante cosa?

Aparentemente la razón es legal, y más que nada, de prevención. Actualmente en China la cartografía y topografía esta prohibida sin una licencia adecuada. El uso de dispositivos de recepción GPS caen en esta ley y cualquier extranjero utilizando estas señales puede ser detenido, como ha sucedido en el 2006.

Por lo tanto, grandes marcas fabricantes de cámaras con geoposicionamiento han limitado sus capacidades GPS al detectar que están dentro de China. Algunas cámaras parecen no funcionar, advirtiendo al usuario que se encuentra en tierras de censura, otras simplemente difuminan la posición del usuario arrojando resultados con un margen de error muy amplio.

El blog Ogle Earth se ha tomado el trabajo de leer los manuales de las 41 cámaras actuales que poseen funcionalidades de posicionamiento global, a lo largo de 10 marcas distintas, dando resultados algo tenebrosos: Panasonic, Leica, Fujifilm, Nikon y Samsung censuran o bloquean los resultados de posición una vez detectado que el usuario se encuentra en China. Sony, Canon, Pentax, Casio y Olympus no parecen afectar esta información, o al menos sus manuales no dicen nada al respecto.

Obviamente esta decisión esta basada en la especulación y la prevención, ya que la detención de un fotógrafo por utilizar una cámara es una excelente razón para obtener una pésima imagen de una compañía. Ademas significa un importante miedo en su utilización por parte de sus usuarios que difícilmente quieran correr la misma suerte, perdiendo una buena parte del mercado como es China.

De continuar esta tendencia, pronto nos veremos inundados de dispositivos perfectamente capaces de detectar donde estés, pero que se nieguen a trabajar correctamente. ¿La solución? Adquirir lo más pronto posible un rastreador GPS externo que pueda sincronizar la información con tus fotografías. O desarrollar un gobierno no tan reaccionario y menos despotista. Pero esto ultimo puede ser algo más difícil de conseguir.

Foto: Paul G