Con la oleada de ordenadores portátiles (y no tanto), además de uno que otro sobremesa en diseño convencional, casi nos olvidamos de los todo en uno. No es que para muchos sean tan indispensable porque a pesar de que la idea es genial, los fabricantes no habían integrado grandes características… hasta ahora.

Lenovo se une a la retahíla de ordenadores con la tercera generación de procesadores de Intel vPro Core o Ivy Bridge. Pero sin importar demasiado el nombre ya sabemos que Lenovo ha integrado un corazón con mucha potencia en este equipos que se dividen en tres modelos, uno económico, intermedio y elevado pero que va acorde con sus especificaciones. En primer lugar tenemos al Lenovo ThinkCentre Edge 72, un todo en uno con pantalla de 20 pulgadas, el más sencillo de todos con prestaciones esencial y puertos VGA y DVI. Su precio inicial es de 439 dólares y estaría disponible a partir de septiembre.

Aumentando el tamaño de pantalla a 21.5 pulgadas tenemos al ThinkCentre Edge M72z, que cuenta con un panel IPS para mejor apreciación, cámara web HD y WiDi como plus para diferenciarse. Además de contar la potencia de la familia Ivy Bride, Lenovo integra Rapid Boot para agilizar el rendimiento de Windows 7. Según Lenovo, estará disponible a partir de julio por 699 dólares para el modelo inicial.

Por último pero jamás menos interesante gracias a su diseño y prestaciones tenemos al Lenovo ThinkCentre Edge 92z que además de contar con pantalla de 23 pulgadas también está fabricado en base a un panel IPS, cuenta con Intel Ivy Bridge y gráficas de AMD Radeon (aún por especificar) y almacenamiento de hasta 1TB con opción para unidades de estado sólo (SSD). Lenovo destaca que este es el todo en uno más delgado que han fabricado con 6cm de grosor. El precio inicial de este modelos es de 799 dólares y estará disponible en junio.