Google Chrome, poco a poco, ha calado muy bien entre los usuarios hasta alcanzar el segundo puesto en cuota de mercado, detrás de un Internet Explorer que ha ido perdiendo algo de terreno (y que ha llegado a superar durante un breve espacio de tiempo) y adelantando a Mozilla Firefox. A pesar de su juventud, Chrome se ha consolidado gracias a sus aplicaciones y a su integración con la nube que, incluso, nos permite mantener sincronizados nuestros marcadores y contraseñas con otras instalaciones de Chrome que tengamos en otros equipos o, incluso, con el mundo de la movilidad con Chrome para Android (que está ahora mismo en fase beta). Que Google lanzase una versión de Chrome para Android era algo bastante lógico pero hoy ha saltado un rumor que apunta a que los de Mountain View podrían estar preparando una versión de Google Chrome para iOS, con la idea de entrar en el iPad, iPhone y en el iPod Touch.

El rumor lo ha soltado el analista Ben Schacter de la consultora Macquarie que afirma que Google está abriendo un segundo frente en la guerra de los navegadores y prepara una versión para iOS que estaría siendo ya revisada por Apple y podría lanzarse a finales de este trimestre (a mediados o finales de junio). La noticia, de ser cierta, sería todo un hito y una curiosa incursión de Google en iOS (tras la no muy bien parada aplicación de Gmail para iOS).

Reconozco que me ha sorprendido mucho este rumor puesto que utilizo Google Chrome en mi terminal Android y cuando quiero abrir un enlace una de las cosas que veo es un pequeño pop-up que me pregunta qué navegador quiero utilizar de los 3 tengo instalados algo que, bajo ningún concepto, ocurrirá en iOS. Si Safari es el navegador por defecto en iOS, ¿qué gana Google con este lanzamiento?

Una de las cosas que Google Chrome hace muy bien es aportarnos un vínculo constante con nuestro escritorio puesto que, gracias a la nube, podemos sincronizar nuestros marcadores y nuestras contraseñas o enviar pestañas abiertas desde el escritorio al móvil; unos detalles que gran parte de los usuarios apreciamos y nos permiten manejar la misma información en cualquiera de nuestros dispositivos. Este vínculo escritorio-dispositivo móvil es algo que, hasta ahora, Safari no nos ofrece y quizás pudiera ser una ventaja competitiva de Chrome pero, la verdad, creo que es algo que Apple podría compensar rápidamente a través de iCloud y desmontar este argumento.

Por otro lado, Safari es el navegador por defecto de iOS y eso es algo que no va a cambiar, por tanto, si alguien abre un enlace adjunto a un correo electrónico, éste se abrirá en una ventana de Safari y no habrá opción a elegir navegador. Google Chrome, al igual que ocurre con otros navegadores que se han lanzado a iOS, terminará siendo un “segundón” destinado a la navegación activa del usuario, es decir, escribiendo las urls a visitar o tirando de sus marcadores (pero nunca de las direcciones de las aplicaciones salvo que esté copiándolas y pegándolas, lo cual no es muy cómodo ni tampoco rápido).

Quizás desde el punto de vista de los ingresos podría tener sentido esta idea. Aproximadamente, Google está pagándole a Apple un canon entre el 50% y el 60% de los ingresos que los de Mountain View perciben de las búsquedas que realizan los usuarios a través de la caja de búsqueda de Safari, es decir, que de cada millón de dólares que recauda Google, 600.000 dólares son para Apple por poner los medios y Google se lleva 400.000 dólares por ser la concesionaria del servicio. ¿Y en qué cambiaría Google Chrome esta situación? Google Chrome actuaría de puente directo para las búsquedas de los usuarios y todos los ingresos serían para Google, eso sí, las búsquedas tendrían que realizarse desde Chrome.

El flujo de caja es algo muy importante para las empresas pero, aún así, mis previsiones no son muy optimistas con esta idea y, la verdad, soy algo escéptico con este rumor que si se materializase correría el riesgo de estrellarse. ¿Y dónde está la oportunidad? Algunos analistas apuntan a esta estrategia como una especie de punta de lanza para romper el control total de Apple sobre su plataforma, es decir, provocar una especie de guerra como la que se mantuvo antaño contra Internet Explorer y la libertad de elección de navegador en Windows. Tomando como base este argumento, e invirtiendo en los lobbies, Google podría intentar forzar una batalla legal pero, bajo mi punto de vista, es otra jugada arriesgada (aunque probable).

Google Chrome es un estupendo navegador tanto en escritorio como en Android pero la experiencia de Google con las aplicaciones que ha lanzado para iOS, la verdad, no ofrece un historial de éxitos muy grande y me hace desconfiar mucho de estos rumores.

¿Chrome para iOS podría ser una realidad? ¿Qué opináis? Hacédnoslo saber en los comentarios.