Dell está presentando las versiones actualizadas de sus ordenadores tanto portátiles como de sobremesa, incluidos los todo-en-uno que tanta popularidad están alcanzando en estos momentos. Uno de los equipos más interesantes de la línea de ordenadores compactos «all-in-one» es el Dell XPS One 27, un enorme equipo capaz de competir con los más avanzados de su categoría gracias a los chips Ivy Bridge y a su fantástica pantalla de 27 pulgadas con resolución «Post FullHD» panorámica.

El nuevo todo en uno de altas prestaciones de la firma integra un panel de 2560 x 1440 píxeles, similar al que monta el todo en uno de Apple, iMac, y puede configurarse con procesadores Intel de 22 nanómetros Core i5 o Core i7, HDD hasta 2 Terabytes de capacidad junto a unidad SSD de 32GB para caché, y 16GB de memoria RAM DDR3, e incluso una GPU dedicada NVIDIA GeForce GT 640M de arquitectura Kepler de 28 nanómetros. Otra sorpresa agradable es la incorporación de un set de altavoces Infinity de altas prestaciones, que ofrecen un sonido alto y cristalino. Un hardware vanguardista que podría firmar las especificaciones de cualquier ordenador de sobremesa de alto rendimiento, pero que Dell ha conseguido integrar en un diseño «monoespacio» tan compacto como el de este Todo-En-Uno, que ofrece la suficiente potencia como para no pensar en otro tipo de ordenador, ni preocuparse por las aplicaciones y juegos más exigentes.

Este nuevo XPS One 27 ofrece un diseño sobrio y elegante con bordes redondeados y un acabado negro brillante, con un perfil relativamente discreto para un ordenador de estas características y una base en color aluminio que dan un aspecto más sólido al conjunto. Con un enfoque multimedia, el todo-en-uno más avanzado de Dell ofrece también una gran productividad para ambientes profesionales gracias a la velocidad de las CPUs Ivy Bridge y al sistema operativo Windows 7, aunque será actualizable a Windows 8 cuando sea lanzado — pagando la pertinente licencia, claro está — En las próximas semanas comenzará a estar disponible, primero en los Estados Unidos, a partir de US$1,300. Por ese precio se echa de menos al menos un panel táctil, que mejore la experiencia de usuario cuando el próximo sistema operativo de Microsoft con su interfaz Metro llegue al mercado durante el tercer trimestre del año.