Con la llegada de Google Drive, el mercado del alojamiento en la nube se movió más que nunca, porque sus competidores mejoraron sus propuestas y lanzaron nuevas opciones para los planes gratuitos. Uno de los que no había presentado novedades hasta el momento era Amazon Cloud Drive, que hoy estrenó aplicaciones para Windows y Mac para acercarse un poco a la oferta de la competencia.

¿Por qué digo un poco? Porque estos nuevos programas no cuentan con la totalidad de las características que podemos encontrar en Google Drive, Skydrive o Dropbox, sino que hacen simplemente las veces de atajos para cargar archivos en el servicio. Es decir que, en este caso, no existe carpeta alguna que nos permita efectuar una sincronización como vemos en los demás productos.

Puntualmente, la versión para Mac OS X permanece en la barra de menús, mientras que en el caso de Windows, se aloja en el área de notificación, que debemos configurar para que el ícono sea mostrado siempre. Esto se debe a que el objetivo es que arrastremos hacia allí cualquier archivo que deseemos guardar en la nube, aunque también se puede recurrir a los menús contextuales.

Entre las escasas funcionalidades y una descarga que supera los 25 MB, no es un lanzamiento demasiado atractivo si lo comparamos con servicios similares. Pero, de todas maneras, es una forma de ahorrar tiempo para quienes utilizan Cloud Drive asiduamente y quieren ahorrarse el paso engorroso de ingresar permanentemente a la interfaz web.