La FCC ha dejado colar los posibles planes de MSI para este año. Si bien es una empresa que ya ha incursionado en el mercado de las tabletas, su participación no ha sido la más destacable. Pero después de que la FCC avala que posiblemente ya tengan preparada una tableta para este año, posiblemente con Windows 8 o Android, demuestra que no dejarán pasar el impacto que este año supone para este mercado que aunque está dominado por el iPad, se espera que esto cambie antes de acabar los 365 días correspondientes.

La tableta de MSI fue registrada bajo el nombre en código MSI MS-N0J1 y según las especificaciones podría portar Windows 8 o Android. Las malas noticias es que de llegar con Android entraría con la interfaz de Android 2.3, lo cual sería el sinónimo más cercano al fracaso. Mientras que de tratarse de un equipo con Windows 8 se espera que sea la versión ARM o Windows RT.

Sobre las especificaciones técnicas se revela una pantalla de 10 pulgadas con resolución de 1024 x 768 pixeles (la mínima permitida para integrar Windows 8), procesador a 1GHz ARM Cortex-A8, 1GB de RAM DDR3 y 8GB de memoria interna. A lo anterior se le debe sumar puertos miniUSB, slot para tarjetas microSD y puerto HDMI. Como de costumbre en estas detecciones de la FCC no se revela fecha del posible lanzamiento, pero si asuminos que llegará con Windows 8, su salida estaría pautado para finales de este año.

Si MSI se atreve con Windows 8, que parece lo más lógico, podría ser una buena manera de captar la atención del mercado. Tras el anuncio oficial de la nueva versión de Windows con interfaz para pantallas táctiles es inevitable que todos quieran un tableta con esta nueva interfaz, por lo tanto, estar entre los primeros fabricantes en adoptarlo podría ser una ventaja. El que pega primero generalmente causa buena impresión y en estos tiempos, tomando el ejemplo de Android, no hay que tardar demasiado en lanzar nuevos productos cuando hay tanta demanda.