Los chicos de Sharp nos vuelven a poner los dientes largos desde Japón, con la presentación no de uno, sino de tres nuevos grabadores Blu-ray de sobremesa. Más concretamente son los nuevos modelos BD-T2100 (2TB), BD-T1100 (1TB) y BD-T510 (500GB), que como nota destacada incluyen una unidad SHDD que facilitará nuestras grabaciones.

Aunque en un principio podría parecer interesante eso de los SHDD (es una versión propietaria de Sharp de los que otros fabricantes llaman iVDR), puesto que podríamos tener acceso a poder cambiar de disco duro como si de un DVD se tratase; la cosa se complica cuando se descubre que Sharp codifica las grabaciones de esos discos duros por cuestiones de DRM de forma que sólo lo podrás reproducir en el equipo en que se haya registrado. Como supondrás, además no podrás reproducirlo ni traspasarlo a tu ordenador. Y para rematarlo, un grabador Blu-ray sólo podrá tener registrado 16 unidades iVDR. Vamos un total despropósito, pero es el peaje a pagar para que la industria de Hollywood nos deje grabar de la tele.

En cualquier caso, los grabadores cuentan con sintonizador de televisión digital, son compatibles con discos vírgenes DVD, BD-R/RE y hasta los nuevos BDXL. En reproducción admite además los nuevos discos Blu-ray 3D, por lo que los equipos son más que completos. Todos ellos se complementan con Wi-Fi de serie, puerto Ethernet y acceso a diversos sites de Internet. Lamentablemente lo más probable es que no les veamos el pelo por Europa, pero por si interesa, que sepáis que saldrán a la venta con precios respectivos de 180.000 yenes, 115.000 yenes y 90.000 yenes.