Uno de los miembros más eminentes de la comunidad jailbreakm, @pod2g ha anunciado hace unas horas que ya tiene todos los exploits necesarios para poder hacer jailbreak en iOS 5.1.

Una vez conseguidos ahora se encuentra intentando modificar las ASLR (Address Space Layout Randomization), una herramienta que consistente en colocar ciertas partes claves del sistema de manera aleatoria y que fue introducido con iOS 4.3 como herramienta de seguridad extra para prevenir el jailbreak. Es importante notar también que en ningún momento se habla de los dispositivo que se ven afectados por estos exploits.

El jailbreak del iPad 2 tardó en llegar y tiene toda la pinta que con el nuevo iPad ocurrirá lo mismo. De momento recordemos que con iOS 5.1 al nuevo iPad, al iPhone 4S y al iPad 2 no se les puede hacer jailbreak alguno y el resto de dispositivos se ven limitados a un jailbreak tethered (lo que implica que para poder reinicar el dispositivo tenemos que conectarlo al ordenador con una herramienta específica que permita hacer el boot).