Microsoft lleva tiempo trabajando en la siguiente evolución de la suite ofimática Microsoft Office y por lo que hemos podido comprobar parece claro que Office 15 tiene el foco puesto en la nube, algo que ya se ha podido comprobar en la preview que hay disponible. Desde Office 2007, Microsoft ofrece soporte de documentos en estándares abiertos, es decir, el estándar OpenDocument, algo que también se mantendrá en Office 15 incluyendo soporte para ODF 1.2.

Microsoft, que participó en Bruselas en la ODF Plugfest la semana pasada, anunció durante su presentación este hecho y tras esto, los desarrolladores que tienen acceso a la beta privada de Office 15 pueden ya comprobarlo. Este anuncio es importante porque, coloca a Office 15 al mismo nivel de soporte de que LibreOffice 3 y OpenOffice 3, que ya trabajaban con ODF 1.2, garantizando así una mejor compatibilidad

¿Y por qué es importante este anuncio? Aunque pueda parecer continuista y poco relevante, la inclusión de soporte para los formatos definidos en la norma ISO/IEC 26300:2006 es un paso adelante hacia la interoperabilidad y la facilidad en el intercambio de información entre usuarios. La interoperabilidad cada vez es más importante y, por ejemplo, comienzan a verse legislaciones que obligan a las administraciones públicas a relacionarse con los ciudadanos mediante estándares abiertos (por ejemplo el Artículo 11 del Real Decreto 4/2010, de 8 de enero, que define el Esquema Nacional de Interoperabilidad en el ámbito de la Administración Electrónica en España).

Hoy en día no tiene sentido dar soporte únicamente a formatos cerrados porque se corre el riesgo de pérdida de información si no se dispone el software propietario que generó el documento. La adopción de estándares abiertos es una senda que, realmente, beneficia a Microsoft y abre la puerta a la interacción con un mayor número de dispositivos y aplicaciones en un escenario en el que los usuarios poseen más de un ordenador, utilizan suites ofimáticas en la nube como Google Docs o trabajan con smartphones y tabletas, un entorno heterogéneo que necesita un lenguaje común de intercambio de documentos e información.