Kinect es, sin lugar a dudas, una de las tecnologías que creó Microsoft más importantes no solo en los últimos tiempos sino en toda la historia de la compañía. No porque sea interesante para jugar algunos videojuegos sino porque el avance tecnológico que permitió fue sorprendente.

A fines del año pasado la compañía anunció Kinect Accelerator que se trata de un programa que ayuda a emprendimientos con ideas interesantes a incluir estos sensores de movimiento. Después de haber recibido nada menos que 500 formularios la empresa finalmente tomó la decisión y eligió 11. Cada uno de esos emprendimientos trabajarán desde abril hasta junio en Seattle con un presupuesto de US$20 mil que vendrá, obviamente, de los bolsillos de Microsoft.

Mientras algunos de esos proyectos todavía son un verdadero misterio, muchos de ellos son ideas realmente innovadoras.

Algunas de las conocidas son GestSure Technologies quienes trabajan en interfaces de movimiento especialmente creadas para cirujanos quienes podrían operar a través de equipos; Styku es otro que escanea el cuerpo para ayudar a las personas a probarse ropa de manera virtual; Freak’n Genius está desarrollando un software de animación que permitirá ser controlado con Kinect.

Está claro que esto Microsoft no lo hace por el simple placer de ayudar a emprendedores sino porque ve en Kinect el mismo potencial que vemos nosotros. Dependiendo el éxito que tengan estos proyectos podríamos llegar a estar utilizándolos en un futuro no muy lejano.