Si el estado de las cosas avanzan al mismo ritmo que hasta ahora, eso que vimos en Terminator de una red Skynet que se rige sola puede que se convierta en realidad más pronto de lo que pensamos. El último paso para acercarnos a ello nos llega desde Suiza, donde la universidad tecnológica ETH Zurich acaba de anunciar que ha logrado finalmente crear robots-helicóptero capaces de volar solos de forma totalmente autónoma.

Y no, no hacen el truco de dirigirlos por control remoto como los famosos drones de la CIA. Y no, tampoco hacen el truco de programarles un GPS de modo que tengan una ruta de vuelo. Nada de eso: simplemente con una minicámara y un pequeño ordenador de a bordo, son capaces de elegir el recorrido por si mismos. Así que sólo hay que indicarle al «robot» que vaya desde A hasta B para que el solito elija el camino más adecuado para llegar al destino.

Este proyecto forma parte de la iniciativa sFly, que cofinanciada con fondos europeos pretende crear pequeños robots autónomos que puedan servir de ayuda a los servicios de emergencias para situaciones de crisis. Así, por ejemplo se le podría decir al robot que ha habido un accidente de coche en una calle determinada y el sólo volará hasta allí para monitorizar vídeo en tiempo real de la situación o abastecer de equipo de primeros auxilios en entornos de difícil acceso.

Vamos, que en nada que nos despistemos tendremos que ir mirando para el cielo, no vaya a ser que se les acaben las pilas a uno de estos «inventos» y se nos caiga uno en la cabeza. Teniendo en cuenta que miden sobre unos 50cm, más que ver las estrellas… veríamos el firmamento.