Aunque aún estamos a unos meses de que sea lanzado, Windows 8 es un sistema operativo que ya tiene bastante historia. Para empezar, su desarrollo comenzó antes de que se lanzara Windows 7, un sistema operativo que ya lidera el mercado de escritorio posicionándose por encima de XP y de su predecesor, Vista. Linux y OS X no parecen ser un problema para Microsoft, una compañía que lleva mucho tiempo reinando pese a su impopularidad, un asunto que parece estar cambiando también, con una compañía que tienen hoy mejor aceptación que hace unos años.

Desde que se anunciara hemos visto ya dos adelantos de lo que será la versión definitiva. Por una parte, Developer Preview, enfocado a los desarrolladores y a que tuvieran un primer contacto con la nueva propuesta. Por otra, Consumer Preview, una versión específica para que cualquier potencial usuario de la versión final pudiera ver las novedades de Windows 8. Lanzada hace 2 meses, se especulaba con que tal vez se trataría del último bocado que íbamos a tener, pero hoy acaba de desmentirse. Microsoft ha confirmado la primera semana de junio como la fecha de lanzamiento de la Release Preview, una versión que, ahora sí, mostraría un sistema muy parecido a su versión final.

El anuncio viene directamente del Japan’s Windows 8 Dev Days, y ha sido traido a occidente (y al resto del mundo) de la mano de Twitter, donde vemos una fotografía con la noticia. La versión final aún no tiene fecha, pero puesto que su “demo oficial” se presenta en junio, la fecha con la que se especula, octubre, podría ser correcta, teniendo en cuenta que también se espera que varios fabricantes preparen su campaña navideña con dispositivos Windows 8.

Parece que poco a poco llegamos a la fecha esperada, y a Microsoft no le podría ir mejor, con una Consumer Preview lanzada hace dos meses que ya cuenta con aproximadamente el doble de usuarios de con los que contaba la beta de Windows 7. ¿Triunfará Windows 8 pese a su radical cambio respecto a versiones anteriores?