El éxito de Kinect tanto entre aficionados de los videojuegos como en la comunidad de desarrolladores en busca de un nuevo sistema de interacción con los ordenadores ha hecho que Microsoft se replantee su estrategia en cuanto a este periférico. De unos cuantos juegos casuales pasamos a contar con una versión específica para PC y un kit de desarrollo que hace más sencillas las modificaciones y usos de Kinect en ámbitos distintos a los del videojuego, en multitud de áreas incluso no relacionadas con el entretenimiento.

Por eso el desarrollo de una versión de Kinect para la próxima generación no debería sorprendernos en absoluto; de hecho ya hemos hablado en otras ocasiones de las características que este nuevo dispositivo podría tener, según rumores o filtraciones, y lo que se espera es poco menos que impresionante. Kinect 2.0, además de ser mucho más preciso en la monitorización de los movimientos, podría además traer novedades muy interesantes con respecto a la captura de la voz. Kudo Tsunoda, uno de los responsables de Kinect en Microsoft hablaba de ello en una entrevista con MCV UK, explicando los planes del equipo para su nuevo periférico en cuanto a esta materia.

<

blockquote>«Queremos llegar a una fase en la que Kinect no solo detecte lo que estás diciendo, sino también el tono de voz y la postura corporal, para introducir eso en la ‘narrativa’. Así se podrían obtener algunas experiencias realmente interesantes.»

Por las declaraciones de Tsunoda, la próxima versión de Kinect sería capaz de detectar el tono de voz, relacionándolo con la postura del cuerpo o el gesto de la cara, para asignar o reaccionar a diferentes estados de ánimo. El concepto es muy interesante en muchos aspectos ya que nos permitiría interactuar con nuestra consola u ordenador de un modo más preciso, con una interfaz no gestual que podría desencadenar diferentes acciones en el equipo sin esfuerzo. Por poner ejemplor prácticos, si estamos cansados y le decimos a Kinect que reproduzca música, este podría interpretar nuestro humor y adaptar la lista de reproducción para despertarnos, o alegrarnos. Esto acercaría a Kinect a un nuevo nivel como sistema personal, identificando al usuario y personalizando el funcionamiento del sistema a nuestros hábitos.

Tsunoda también habló de uno de los puntos débiles del sistema, el juego mientras estamos sentados. Como muchos sabeis, Kinect tiene ciertas dificultades para funcionar correctamente cuando el usuario no está de pie, y esto es algo que ha decepcionado a muchos. Según la entrevista los desarrolladores se están enfocando mucho en este aspecto, por lo que la próxima versión de Kinect podría traer novedaes en este sentido, permitiendo experimentar las ventajas del sistema de captura de movimientos en juegos a los menos receptivos a jugar levantados.