Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación.
Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

Los chipsets Haswell llegarán con la mitad de consumo energético

Por el 13 de abril de 2012, 17:05
Los chipsets Haswell llegarán con la mitad de consumo energético

Ivy Bridge está a poco más de 2 semanas de alcanzar la cadena comercial, y por supuesto, las informaciones sobre su sucesor, Haswell, que llegará aproximadamente dentro de un año — mes arriba, mes abajo — La nueva generación de chips de 22 nanómetros vendrá acompañada de nuevos chipsets a juego, y en este aspecto llegan algunas interesantes novedades con respecto a la eficiencia energética. Con la serie 7 recién lanzada y las primeras placas base compatibles con Ivy Bridge en el mercado Intel está muy ocupada con el desarrollo de Lynx Point, lo que será la serie 8 de chipsets, y Fudzilla ya comienza a reportar novedades con respecto a la plataforma.

Si la potencia nominal de la serie 7 subió muy ligeramente debido a la implementación de soporte para USB 3.0 y Thunderbolt — así como PCIe 3.0 además de otras novedades — de los 6.1 a los 6.7W, Lynx Point tomará la ruta inversa, consiguiendo rebajar hasta en un 25% el TDP de Panther Point, con un consumo hasta un 50% inferior que la plataforma actual. Estas son estimaciones basadas en la arquitectura y la tecnología de fabricación, que debería ser inferior a 65 nanómetros para ayudar a reducir el consumo energético derivado de añadir soporte para 6 puertos SATA 3 y hasta 6 puertos USB 3.0 en el mismo chipset.

Este descenso en el TDP y el consumo implican menos restricciones para los fabricantes de placas base, que en los modelos basados en chipsets exigentes se ven obligados a instalar grandes disipadores, y a añadir más compuestos resistentes a las altas temperaturas. Otra ventaja es el soporte de más puertos de expansión, que reducirá la necesidad de confiar en controladoras y chips de otras marcas que terminan encareciendo el precio final del producto. El descenso del 50% en el consumo medio se debería también a la presencia de la tecnología Power Gating, que permite al chipset desactivar automáticamente las funciones que no están en uso, sean puertos de expansión o canales de transferencia. Lynx Point será la base de la paltaforma Shark Bay de Intel, que utilizará el socket LGA 1150, incompatible con los actuales procesadores Sandy Bridge y los inminentes Ivy Bridge, al utilizar 5 pines menos.

Recomendados