Si fuera para mejorar la experiencia de los usuarios en el país, sería una decisión loable. Sin embargo, el gobierno indio le habría pedido a Facebook, Google y Twitter que instalen servidores exclusivos en este país para tener un mejor control sobre la subida de «contenido cuestionable» a Internet. Este es sólo un capítulo más en la censura que vivimos diariamente gracias a iniciativas gubernamentales destinadas a monitorear qué es lo que hacemos en internet.

El reporte, levantado por The Next Web pero publicado originalmente en The Hindustan Times, afirma que «la opción ya está en proceso», impulsada por ministerio de leyes de India. El pedido es simple: que Facebook, Twitter, Google, y su servicio de streaming de videos YouTube tengan servidores dedicados en el país, para que se pueda manejar el contenido de internet que aparece en ese país. Este mismo año, los de RIM se vieron obligados también a hacer una movida similar con servidores para BlackBerry BBM, después de importantes presiones gubernamentales.

Hace algunos días, varios miembros del gabinete indio hicieron declaraciones indicando que el gobierno del país estaba considerando hacer este pedido. Ahora, han llevado este pedido escaleras arriba, e incluso han hablado con representantes del gobierno de los Estados Unidos para que se haga realidad. En el caso de Blackberry, la compañía permite que el gobierno escanee los mensajes que se envían a través de su servidor para poder detectar «amenazas de seguridad». Esto es válido solamente para usuarios particulares y no para empresas.

Lo más disparatado (o, en realidad, si lo pensamos mejor considerando el historial de SOPA y PIPA) es que los indios le han pedido a los Estados Unidos que sean ellos los que desarrollen una herramienta en tiempo real para que este tipo de mensajes sean detectados. ¿Y qué tipo de mensajes son? Pues, no lo han especificado.

Estas compañías ya han pasado un mal rato en India. Facebook, por ejemplo, ha recibido varias amenazas de bloqueo, y esto es algo que no se puede permitir (recordemos que India es el segundo país con más usuarios de Facebook en el mundo, con 50 millones de perfiles). Si tanto Facebook como Google y Twitter no responden rápidamente a los pedidos de eliminar contenido, entonces podrían recibir demandas legales. Y qué mejor forma de controlar que teniendo los servidores en el mismo país.

Por el momento, y a pesar de estar teniendo serias discusiones con los Estados Unidos, estas tres empresas no están siguiendo el juego. En el pasado, ya han protestado ante la idea de tener que remover contenido por pedido del gobierno indio, y las cosas no han cambiado demasiado. Si esto llega a llevarse a cabo, entonces sentaría un precedente nefasto no solamente para India, sino para la comunidad internacional.

La verdad es que este tipo de decisiones es realmente absurdo. Tratar de controlar el contenido que subimos a internet de forma gubernamental simplemente es una señal de que las cosas no están bien y que, como gobierno, algo tiene que cambiar. Pero, en lugar de cambiar, se elige la decisión más retrógrada. Esperaremos a que todo salga bien y que sea simplemente otro esfuerzo loco más, dado que, con excepción de los indios, nadie parece estar a bordo o acuerdo del proyecto.