La fotografía de productos es una de esas apasionantes ramas de la fotografía donde no estás enfrentado al azar y todo es perfectamente medido. Aquí tienes la oportunidad de dedicar tiempo a la composición, a la iluminación y a todos esos aspectos técnicos de la fotografía que a veces uno olvida.

Pero a pesar de esto, en este tipo de fotografía es fácil cometer errores. Aquí una interesante lista de algunos de los más comunes:

Fondo no lo suficientemente blanco

Si has elegido utilizar un fondo blanco, hay que asegurarse que el fondo es perfectamente blanco y no gris. Para corregir errores en postprocesado utilizar la herramienta burn, los niveles o simplemente borrar las manchas de la superficie blanca.

Línea horizontal desigual

La linea del horizonte tiene que ser justamente eso, horizontal. Y aunque no se mira, la posición del objeto se ve en gran medida afectado si esto no ocurre. Para esto lo ideal es utilizar un nivel para sacar fotografías.

Foto sucia

En esta práctica estamos frente a una fotografía cuidada, donde nada se deja al azar. Por eso mismo tanto el lente como el sensor tienen que estar limpios antes de sacar la foto, y en el postprocesado es importante realizar una limpieza a la imagen con las herramientas de Heal o Clon.

Sin suficiente contraste.

El contraste es producido por la iluminación, pero no está de más siempre darle una pequeña ayuda utilizando la herramienta de curvas en Photoshop.

No lo suficientemente brillante

Este tipo de fotografía no muestra cómo el objeto es, sino cómo tendría que ser. Las superficies brillantes tienen que brillar, y los textos y marcas tienen que ser fácilmente legibles. Para realizar esto lo idea es usar las herramientas Dodge y Burn para resaltar esos brillos y contrastes.

Balance de blancos equivocado

Si en cualquier tipo de fotografía este es un error común, en la fotografía de objetos blancos es un error mucho más grave. El blanco tiene que ser creíble y antes que todo tiene que ser blanco. Hay que ajustar el blanco en Lightroom, pero también es posible hacerlo usando curvas en Photoshop.

Perspectiva errónea

Depende del ángulo desde el que sacamos la foto, la perspectiva puede ser distorsionada fácilmente, más aun a la distancia con que estos objetos son fotografiados. Para corregir esto lo más fácil es sin lugar a dudas la herramienta transform. Los indicios para este error serán las líneas verticales que no lo son.

Reflejos que no son buenos o realistas

Antes que nada, los reflejos creados en Photoshop nunca serán perfectamente realistas; en segundo lugar, algunos reflejos reales (usando un espejo) pueden resultar no lo suficientemente buenos. En el ejemplo, la fotografía de la derecha tiene reflejos reales, pero son demasiado claros y quitan la atención al objeto principal. Para este tipo de casos es mejor tener reflejos muy suaves que no dejen de ser realistas.

via: The Perfect Photo Blog