Si eres de esos fotógrafos aficionados tipo talibán, que odia todas esas ayudas que hacen hoy en día la fotografía mucho más sencilla para todo tipo de público, entonces tu cámara es la nueva Ubi-Cam que está siendo desarrollada en el Institute of Advanced Media Arts and Sciences de Japón. Se acabó tirar el dinero en costosas lentes que no utilizas, o llevarte una desilusión porque el sistema de autoenfoque no era tan preciso como indicaba el anunciante. Con la nueva Ubi-cam, todo eso pasa a mejor vida, ya que estamos hablando de una minicámara realmente minimalista que por no tener, no tiene ni visor: tu eres el visor.

Sí, como lo oyes: la camarita la pones en un dedo, mientras con la otra mano creas la forma de un «recuadro de enfoque» para encuadrar el plano que deseas inmortalizar y listo. Con una ligera presión de tus dedos, la cámara tirará una foto. Pero no penséis que es todo tan escueto, porque esta minicámara también cuenta con un pequeño zoom, que se activa y cambia de distancia focal, según acerces o alejes el recuadro que forman tus manos, de la cara.

Por el momento estamos ante un prototipo que para funcionar tiene que estar conectada a un PC mediante cable, pero desde el instituto tecnológico japonés le están poniendo mucho empeño y ya están diseñando una nueva versión que sera autónoma y no necesitará cable alguno. Vamos, que como no podía ser de otra forma, semejante invento no se les podía ocurrir a otros que no fueran los japoneses; porque mucha utilidad yo no le veo. Para que os hagáis una idea, aquí un vídeo del equipo en plena acción. Atención a la cara de concentración del japonés, no tiene desperdicio: