Alguna vez se han preguntado ¿Cómo se logran esas fotografías con una apariencia antigua?, colores lavados y blancos que no son completamente puros. Hablo no sólo de fotografías de programas como Instagram, sino de imágenes de film, que a pesar de ser monocromáticas, no son exactamente en Blanco y Negro.

La técnica se llama “Split Toning” o “Virage” en español y ha sido usada desde los inicios de la fotografía. Se trata de un procedimiento fotográfico en el que se le da una tonalidad especial a la imágen. El más famoso de estos efectos es el de las fotos sepias, pero existen muchos otros.

Si originalmente se conseguía el efecto cambiando los químicos usados, hoy en día es posible realizar este efecto utilizando el post-procesado en ordenador, dándole una mayor versatilidad a los colores usados. En estos programas se utiliza aplicando un color en las zonas oscuras y otro color en las claras. Esos colores pueden ser completamente diferentes, pero el efecto es más interesante cuando se tratan de colores suaves y complementarios.

Split toning con Photoshop (1)

En Photoshop hay diversas formas de realizar este efecto, y aunque los métodos logran resultados muy similares, siempre hay pequeñas diferencias de gusto personal.

  • Primero abrir una fotografía en Blanco y Negro o convertir una en colores a Blanco y Negro (Hay muchos métodos para hacer esto) por ejemplo, usando una capa de ajustes de Blanco y Negro.
  • Añadir una capa de estilos llamada “Color Balance” .
  • Elegir “Shadows” y desplazando las tres barras elegir el color que usarán las zonas oscuras de la imágen.
  • Elegir “Hihglights” y elegir el color que se usaran en las zonas blancas o iluminadas.

Split toning con Photoshop (2)

En el mismo programa, es posible realizar el Split Toning con otra función diferente. Este método permite elegir con más atención los colores usados.

  • Abrir la fotografía en blanco y negro de la misma forma que en el anterior método.
  • Elegir los dos colores usados estableciéndolos como color de primer plano y color de fondo. (Primer plano el más oscuro).
  • Crear una nueva capa de estilos llamada “Gradient Overlay”.
  • Cómo los colores pasan a reemplazar la forma, será necesario pasar el “Blending Mode” de Normal a Color.
  • Finalmente ajustando la opacidad buscaremos el efecto deseado.

Split Toning en Lightroom

Lightroom tiene una ventaja, ya que no es necesario usar ningún “truco” para lograr este efecto. En el menu de revelado, hay uno dedicado específicamente al “Split Toning”. Sólo tenemos que elegir los colores deseados en “Highlights” y “Shadows”.

También es posible conseguir efectos interesantes con este programa, aplicando el Split Toning a imágenes en color. El resultado serán imágenes de colores brillantes con negros y blancos teñidos los colores elegidos.