Uno de los clientes de correo más populares para OS X en los últimos tiempos es Sparrow, la versión de escritorio ha cosechado un buen número de fans por su simplicidad, lo cuidado de su interfaz y lo tremendamente bien que se entiende con las cuentas de Gmail y Google Apps. Es por ello que el anuncio de una versión para iOS había despertado unos niveles de expectación altísimos y desde hace unos minutos ya está disponible en la App Store para su descarga, a un precio de $2,99 dólares.

Como puede verse en las imágenes, presenta una interfaz muy similar a la de su compañera de escritorio, aparte de una integración con Facebook para la gestión de avatares y la asignación de iconos en los correos de notificaciones como los de Twitter o Foursquare. Después del relativo fracaso de la aplicación oficial de Gmail en iOS, Sparrow es una muestra de una app que se anima a competir contra el cliente oficial de un smartphone, demostrando que en un mundo con sobreabundancia de aplicaciones si una tiene y apuesta por la calidad puede competir contra lo que sea.

El funcionamiento es impecable y muy parecido al de la aplicación nativa pero con ciertas mejoras. Deslizar el dedo por ejemplo sobre un mensaje no manda a archivarlo, como en Mail.app, sino que abre una serie de opciones con accesos directos para diversas acciones: responder, marcarlo como destacado, aplicar o editar etiquetas, archivarlo o mandarlo a la papelera. En la vista de composición de mensaje, sólo con teclear las primeras letras del destinatario ya nos va mostrando una lista con los resultados acotados, al mismo tiempo mediante un código de colores deja bien claro el destinatario del mensaje (en azul) y los que van en copia (en verde) o en copia oculta (naranja).

Agregar varios archivos adjuntos, en este caso limitado únicamente a imágenes, es muy sencillo y pueden verse todas deslizando con el dedo en la parte inferior a modo de galería. Cuando enviamos varias imágenes y el correo se hace pesado por el tamaño de las mismas el indicador en de progreso en la parte inferior va indicando claramente el porcentaje enviado, no ocurre que se completa hasta el final para tenernos luego un buen rato esperando, tal y como ocurre en el cliente nativo.

Seleccionar varios correos al mismo tiempo es muy sencillo y podemos aplicar acciones en lote para archivarlos, moverlos y eliminarlos con facilidad. Cuando tenemos un hilo de mensajes, el número de los mismos se muestra al lado como en iOS pero moverse entre ellos es mucho más intuitivo, basta arrastrar el mensaje en vista hacia arriba o hacia abajo para pasar al anterior o posterior mensaje del hilo respectivamente.

Tocando en la parte superior nos movemos alternativamente entre la bandeja de entrada, los mensajes no leídos y los destacados. Pero ¿Cuál es el gran problema de Sparrow y su principal punto en contra? La ausencia de notificaciones push. Esta se debe a restricciones impuestas por Apple, que bloqueó el sistema que se había integrado en un principio, similar al de las notificaciones que podemos encontrar en servicios de VoIP como Skype para iOS.

Sparrow es, a todas luces, un más que digno competidor del cliente de correo, que deja absolutamente en ridículo a lo que Google pudo hacer con Gmail para iOS y se dejó en el tintero. Una aplicación que bien vale los €2,99 que cuesta y una nueva imprescindible.

Descargar: Sparrow para iOS