Si hay algo que hizo bien Microsoft en los últimos tiempos eso es, sin lugar a dudas, Kinect. Con esta tecnología de reconocimiento de movimiento se crearon varios avances en todos los ámbitos de la tecnología y todavía continúan. Ahora Samsung creó lo que podría ser el primer sensor para capturar imágenes RGB y con profundidad para dispositivos móviles. Si bien no utiliza la tecnología de Microsoft, funciona de la misma manera.

Utiliza un sensor CMOS que utiliza una tabla de píxeles, que son tres, y le agregó uno al que le llaman Z y que es cuatro veces más grande que el resto. Ese es el que se encargará de medir la profundidad de la imagen que tenga adelante. De esta manera ese sensor capturará imágenes de 1920×720 píxeles y comprenderá una profundidad de 480×360 píxeles.

¿Para qué podría una empresa querer tener una tecnología de este estilo en un dispositivo móvil? Los usos que se le podrían dar son varios. Entre ellos capturar los movimientos del usuario para funcionar mejor y darle nuevas características a las aplicaciones. El reconocimiento de gestos sería importantísimo en lo que se refiere a dispositivos móviles mientras que en las cámaras, por ejemplo, podría mejorarse el enfoque ya que estará midiendo la profundidad de lo que tenga enfrente todo el tiempo. Todo esto sin contar la realidad aumentada que, como sabemos, se está usando cada vez más.

Esto se trata de un prototipo y, como sabemos, los prototipos muchas veces no logran ver la luz por diferentes motivos. Eso sí, sea como sea, no estaría nada mal que Samsung lo implementara.