La moda está compuesta de fragmentos, y más aún la moda real de la calle donde la gente construye su atuendo a partir de elementos específicos, diferentes tiendas, diferentes estilos o épocas. Así la moda más original es aquella que logra introducir un estilo en medio del caos, más que aquel que se viste con ropas de catálogo y producidas en serie.

El fotógrafo Kevin Meredith es un cazador de tendencias, alguien con buen ojo para la moda que recorre las calles buscando estilos originales y únicos. Las fotografías que aparecen en la revista Source están acompañadas con una entrevista en la que explican un poco más sobre el estilo que visten.

Pero más allá de ejercicio de encontrar la moda muy lejos de la pasarela y los diseñadores sino directamente en la calle, las fotografías de Meredith tienen un aire retro causado por la cámara Lomo LCA, con negativo Kodak Portra 400 VC. Esta combinación crea ese fantástico viñetado oscuro en los bordes de la cámara y una selección de colores al mismo tiempo vivos y un poco lavados.

Cada escena está formada por 4 o cinco fotografías realizadas de cerca, lo que le da mayor importancia a los detalles que lo que haría una única foto tomada de lejos. Finalmente el montaje esta creado usando Photoshop y Lightroom. Que la unión no se oculte con el Photoshop, sino que deje ver los ligeros errores de posición, color o de movimiento está de acuerdo con el objetivo de las imágenes: la moda callejera hecha de imperfecciones e improvisaciones.