Es muy posible que muchos de nuestros lectores usen GMail. Yo misma lo uso desde hace años y no tengo pelos en la lengua en afirmar que es uno de los mejores, si no el mejor, cliente de correo electrónico disponible actualmente. Por supuesto, tiene sus detalles, pero no hemos sido los únicos que los hemos probado. En el día de hoy vamos a hablarles de dos servicios que optimizan nuestra experiencia en GMail: Rapportive y Smartr. En cuanto a Rapportive, hemos hablado sobre él en varias oportunidades. Sobre Smartr todavía no hemos hablado, pero dada la cantidad de cosas que tienen en común, es una buena oportunidad para hacerlo.

Tanto Rapportive como Smartr son extensiones para Google Chrome que podemos usar para mejorar nuestra experiencia cuando usamos el correo electrónico de Google. Es posible que algunos de ustedes piensen que es poco seguro darle acceso a nuestra información, pero las dos extensiones no nos requieren nuestra contraseña de GMail. La verdad es que la experiencia mejora notablemente, sobre todo si tenemos muchos contactos en nuestro correo. Vamos a arrancar describiendo cada uno por separado, para luego hacer una comparativa de los dos.

Rapportive

Rapportive, que recientemente fue adquirido por LinkedIn, es, como dijimos anteriormente, una extensión para Google Chrome que nos permite agregar más información sobre nuestros contactos, además de sumar las bien ponderadas funcionalidades sociales que son tan populares hoy en día. Algunas de sus funciones específicas son:

  • Dejar notas en los perfiles de cada persona que nos pueden ayudar a recordar quiénes son en el caso de que tengamos demasiados contactos. Además, puede ser útil para hacer otras anotaciones, si es un correo laboral y lo compartimos con otras personas.

  • Con Rapportive podemos comenzar a seguir a las personas en sus diferentes redes sociales, y obtener esa información actualizada en nuestra pantalla de GMail. Es posible que tengamos nuestro correo abierto todo el día, pero no tengamos nuestras redes sociales, así que es una buena forma de mantenerse informados.

  • A muchos les resulta molesto la cantidad de publicidad que hay en GMail. Para esas personas, Rapportive es ideal, pues reemplaza la publicidad lateral de GMail con información sobre los contactos. Así, en lugar de ver las últimas ofertas, veríamos la información, más la fotografía de la persona, más las notas que hayamos hecho sobre ella. Es también ideal para el olvidadizo que no recuerda responder los correos.

Smartr

En la misma línea que Rapportive, Smartr nos permite administrar mejor nuestros contactos pero es un producto más desarrollado que nos permite usar otros clientes de correo electrónico, otros dispositivos (es interesante su versión móvil). Aquí están sus características fundamentales:

  • Smartr nos permite diferenciar entre tipos de contactos, así podemos ver en nuestra bandeja de entrada (también reemplazando el espacio ocupado por las publicidades) los contactos con los que más hablamos, nuestros contactos recientes, y sus actualizaciones más importantes, en una barra muy útil.

  • Cuando abrimos una conversación en GMail, la barra lateral nos mostrará la información de contacto de la persona con la que estamos hablando, además de información y de las últimas actualizaciones de sus redes sociales. Además, está sincronizado con su perfil de LinkedIn por lo que podemos ver cuál es su profesión.

  • Cuando estamos en una conversación con más de una persona, Smartr nos permite abrir múltiples perfiles para saber en qué andan cada uno de ellos, qué tarea tienen (algo bueno si es un correo laboral),  y también nos da facilidades para identificarlos cuando estamos escribiendo su nombre para mandarles un correo. La barra de información se puede minimizar cuando no estamos usándola, para dar más espacio a la redacción del email.

¿Cuál es mejor?

La verdad es que los dos servicios son muy buenos, y las diferencias son mínimas. Parten de la misma base y realizan la misma tarea, que es la optimización del uso del correo electrónico. Los dos productos son gratuitos cuando los queremos instalar como extensiones de Chrome para GMail, pero difieren en esta parte porque Smartr tiene una cartera más grande y puede aplicarse a otros servicios.

Si queremos usar este tipo de extensiones para nuestro correo laboral, la mejor opción es Smartr. Está disponible no solamente para GMail, sino que, en su versión Pro y paga, lo encontramos también para Outlook. Y tienen para descargar versiones móviles para Android, iOS y Blackberry.

Pero Rapportive sigue siendo una opción superior. Primero, porque es gratuita, y en segundo lugar, porque está mejor desarrollada. Sobre todo para nuestro correo personal, es simple de usar, tiene las mismas funcionalidades que Smartr y sin tener que pagar el precio. Si bien es cierto que podemos usarlo en GMail, es en el lugar donde mejor lo veremos funcionar. Sin embargo, ninguno es «mejor» que otro, pues responden de una muy buena forma a las mismas necesidades.