Seguridad

Datos de más de 100 millones de personas fueron comprometidos durante 2011 a causa del llamado “hacktivismo”, una palabra que combina las palabras hacking y activismo, y que viene a representar aquellos ataques informáticos que se realizaron por una causa “justa” –por supuesto para los hackers– como respuesta a las acciones del atacado. Son datos de Verizon, una de las empresas más importantes al respecto, la cual informa de que de los más de 177 millones de registros robados por hackers en 2011, al menos 100 fueron tomados por hacktivistas.

Se han analizado un total de 855 brechas de seguridad del total de las reportadas, y hay que recalcar la palabra reportadas ya que las grandes corporaciones ocultan los ataques de hacking y problemas de seguridad a sus inversores y evitan que se filtren datos sobre dichas brechas, incluso cuando esto puede provocar que siga habiendo un potencial hueco de seguridad que desemboque en más robos, algo que ya le ocurrió en 2011 a Sony.

De los 855 agujeros de seguridad, tan sólo un insignificante porcentaje del 3% corresponde a ataques hacktivistas, pero en contra de este número, la cantidad de datos afectada fue espectacular, y de hecho supero a la de 2010, donde tan sólo un 1% de los ataques tenían dichos fines. Además, algo que preocupa aún más, es que en el 97% de los ataques hacktivistas los datos estaban a merced de los atacantes, pudiendo haberse solucionado fácilmente y haberse evitado, en algunos casos seguramente si se hubiera reportado y se hubiera puesto solución.

2011 así mismo fue un año donde se habló mucho de “hacktivismo”, un término relativamente nuevo que viene a distinguir a aquellos hackers y ataques informáticos que son provocados como respuesta a unas medidas o a la perspectiva de un determinado organismo o empresa –¿y acaso no son el 99% de estos casos por algo? –. Mientras que el término “hacker” puede no estar tan bien visto, un gran porcentaje de usuarios de Internet y de ciudadanos en general ve con buenos ojos que al igual que en el llamado mundo real haya personas que luchen por los derechos, también las haya en Internet.

Al fin y al cabo, según pasan los años el mundo gira más y más en torno a Internet, y no sólo se digitalizan y suben a la nube más y más servicios, sino que parece que el futuro, y mejor dicho el presente, pasa por algo de lo que se viene hablando hace mucho tiempo: Las guerras se librarán en parte en la red. ¿Pueden ataques “hacktivistas” comenzar un gran conflicto bélico?