kodak

Hace pocos días Kodak confirmaba, en medio de una debacle económica más que muy fuerte, que se retiraba del negocio de las cámaras de fotos, de vídeo y marcos digitales en busca de otros segmentos que le podían ser más beneficiosos económicamente. Esto podía significar que también dejaran de respetar las garantías de las cámaras compradas recientemente, lo cual sería un dolor de cabeza para muchos usuarios.

Por suerte y tranquilidad para todos ellos, y para los que seguimos la historia de la empresa, ahora nos enteramos que la compañía seguirá honrando las garantías emitidas hasta que se venda la última cámara. Según dijeron, van a trabajar en estrecha colaboración con todos sus socios minoristas para asegurar una transición ordenada para beneficio de los clientes, en la que se respetan todas las garantías, y se prestará apoyo y servicio técnico para sus cámaras, cámaras de vídeo de bolsillo y los marcos. La idea es darle cierta flexibilidad a éstos socios y que durante ésta transición Kodak empiece a dejar de formar parte, paulatinamente, de estos segmentos en los que ha decidido dejar de participar. Esperan que todo esté completo para fines de éste año.

Recordemos que la compañía decidió enfocarse en los segmentos de insumos médicos e impresiones fotográficas, entre otros items con el fin de mejorar si actual situación económica. Creo que es una de las acciones más leales que puede hacer una compañía es asegurar a sus clientes la vigencia de sus garantías de compra, aún cuando deje de fabricar los productos garantizados.