Hace unas horas, entraba en vigor la nueva política de privacidad de Google, de la cual se ha hablado mucho desde su anuncio, y la cual ha generado una grandísima polémica. Desde el 1 de marzo Google ya no dispone de un tratamiento de datos diferente dependiendo del servicio, no que cualquiera que quiera utilizar Gmail o YouTube, por poner algunos ejemplos, está aceptando los mismos términos. Esto a priori es un avance, pero se torna un retroceso cuando no sabemos lo que hace la corporación con nuestros datos. Si hace unos días era la Unión Europea la que expresaba su miedo a que no cumpliera con las leyes de protección de datos, ahora es el gobierno japonés el que advierte.

Y lo hace diciendo que la famosa unificación violaría la ley de protección de datos vigente en el país asiático. Se trata de un anuncio oficial que se ha traducido en una nueva carta y petición a Google para que cesen la aplicación, y se centra en que almacenar los datos de usuario sería algo totalmente ilegal. Según The Tokyo Times, los nipones habrían pedido a Google que explicara claramente lo que pasa con los datos del usuario y el tratamiento que dan a los mismos, algo que viene pidiendo todo el mundo pero que es todo un secreto en Mountain View.

Google ya ha tratado de explicar dicho tratamiento tanto al congreso de Estados Unidos como a la Unión Europea, aunque la falta de datos ha hecho que al menos estos últimos hayan pedido que se pause la aplicación hasta que no haya explicaciones. Estos hechos, unidos a la intención de Francia de investigar todo el asunto, no han impedido que la política de privacidad unificada haya entrado hace unas horas en vigor.

¿Por qué no da explicaciones Google? Hace tan sólo unas semanas saltaba el escándalo del seguimiento a los usuarios de Safari, a los cuales Google había supuestamente espiado y rastreado para ofrecerles una mejor publicidad. A las pocas horas de saltar la noticia Google daba explicaciones concisas de lo sucedido.

¿Estáis utilizando los servicios Google? ¿Qué opináis de la nueva política de privacidad y de las polémicas que ha suscitado? ¿Puede la supuesta avaricia de Google romper el saco y dejarles fuera de territorios tan importantes como Japón o incluso la Unión Europea?