Con permiso de Larry Page, cofundador y actual CEO, Eric Schmidt es tal vez la persona más mediática e importante dentro de Google, y la cabeza visible en los asuntos realmente importantes y eventos públicos. Con un curriculum que incluye haberse sentado entre los directivos de empresas como Apple, sus declaraciones nunca dejan a nadie indiferente, y las últimas centrándose en ese dicho popular de que lo que escribes en Internet nunca desaparece de Internet tampoco lo harán.

Ha sido en la vigesimonovena entrega de premios que anualmente reparte la National Press Foundation norteamericana, donde estaba previsto que Schmidt hablara y así lo hizo. Muchos de los periodistas asistentes expresaban preguntas sobre el cada vez más rápido cambio que está sufriendo el mundo de las publicaciones tradicionales, que definitivamente están pasando a ser sustituidas por versiones digitales. Allí Schmidt ha expresado su apoyo a la tecnología y al hecho de que ésta pueda ser algo muy positivo para el desarrollo humano.

Sin embargo, también ha planteado algunos pensamientos respecto a los efectos a largo plazo que puede tener Internet, en el ámbito de que una vez publicado algo en la red, los servicios de hoy en día hacen prácticamente imposible que esto sea eliminado, y de alguna u otra forma la información siempre es accesible, sobre todo para las grandes corporaciones. Eric Schmidt ha expresado que le gustaría que existiese un botón de borrado para eliminar todos esos errores que la gente o empresas publican diariamente en Internet. Matizando esto último, también expresó que tiene miedo de la censura que intentan imponer los diversos gobiernos, motivo por el cual Google se sumó a las protestas contra SOPA añadiendo un vínculo en su página principal, la cual es visitada por millones de personas día a día.

Internet y la tecnología son como el agua. Encontrarán un camino para atravesar esto. La verdad ganará por encima de todo.

Se trata de las primeras declaraciones desde que hablara de la personalización de resultados en el Mobile World Congress recientemente celebrado en Barcelona, donde se dijo que la estrategia de Google seguirá apostando por ofrecer lo máximo posible a sus usuarios sin que esto suponga un peligro para su privacidad.