windows-8

Uno de los eventos más esperados del Mobile World Congress, sobre todo por la cantidad de información y comentarios que ha estado generando y aún lo sigue haciendo, es sin duda alguna la presentación que Microsoft realizó ayer para mostrar la Consumer Preview de Windows 8</a>. Su nuevo sistema operativo supone un punto de inflexión con respecto a Windows 7 o Windows XP, una nueva forma de concebir el escritorio y la convergencia entre este mundo y el de la movilidad y, por lo que podemos ver, tal es la expectación que se ha generado que apenas 24 horas después de su presentación se han realizado ya más de un millón de descargas de la Consumer Preview de Windows 8.

Concretamente, la noticia ha saltado en Twitter hace apenas una hora cuando Microsoft, a través del perfil que ha creado en esta red social para informar de los avances de Windows 8, ha comentado la llegada a cifra tan redonda.

En su primer día estando disponible, esta nueva versión de prueba del nuevo sistema operativo de Microsoft ha sido descargada ya más de un millón de veces (y el contador sigue en marcha), un dato muy significativo que muestra la relevancia de este producto y la expectación e interés que ha generado entre profesionales de la industria y usuarios finales.

¿Podemos decir que Windows 8 va a ser un éxito? Yo no sería tan optimista, al menos por ahora. Está claro que esta versión ha suscitado el interés de usuarios y profesionales pero, el hecho de que se hayan producido tantas descargas, no es un indicativo de un rotundo éxito puesto que, hasta que no pasen unos días y la gente dedique tiempo a recorrer Windows 8 y someterlo a pruebas, no creo que comencemos a leer las primeras opiniones fundamentadas más allá de las primeras impresiones iniciales (que aparentar ser bastante positivas).

Por cierto, ¿la habéis probado ya? ¿qué os está pareciendo?