Una de las noticias más sonadas generadas en torno a la presentación de iPhoto para iOS durante la keynote de presentación del nuevo iPad el pasado miércoles fue la ausencia de Google Maps en la misma y el uso en su lugar de OpenStreetMap. Antes que algo anecdótico, el movimiento revela algo que muchos ya imaginábamos, las intenciones de Apple de dejar de usar Google Maps de corto a medio plazo para usar en su lugar alternativas propias.

Así que la pregunta que surge por tanto es ¿Cómo de corto es ese plazo? En mi opinión, corto, o muy corto. Para mí iPhoto para iOS no ha sido más que la prueba piloto para el desembarco de algo mucho más grande y con mucha más repercusión como es cambiar todo el sistema de mapas que se usa en el sistema. Para mí iOS 5 fue la culminación de muchas cosas y la estabilización y perfeccionamiento general de un sistema que de por sí ya es bueno.

No tengo yo tan claro, al igual que otros años, que por Junio en la WWDC Apple vuelva a anunciar una nueva versión del sistema y que en su lugar nos toque esperar un poco más como ocurrió con el iPhone 4S. No hablo ya de lanzamiento, que en iOS 5 fue en octubre del pasado año, sino de anuncio en general, con la beta abierta para los desarrolladores.

Esto da bastante más margen para que Apple termine de pulir todo este sistema de mapas e incluirlo como una de las grandes características la siguiente versión de iOS, un sistema de mapas completamente renovada y lo que es más importante, rompiendo el lazo con Google. Es indudable que la adquisición de C3 Technologies tiene mucho que ver en este movimiento y que el uso de OpenStreetMap no es más que un adelanto de lo que veremos en los próximos meses.

Es importante notar que la ruptura con Google Maps puede conllevar algunos problemas importantes. El más evidente es porque básicamente consiste en cambiar algo que ya funciona, y lo hace de manera bastante buena además, en segundo lugar si los mapas de Google son tan buenos es porque llevan muchos años detrás de trabajo pulido y mejoras continuas, eso no es algo que pueda igualarse de la noche a la mañana ni muchísimo menos, por mucha compra o trabajo afanoso (que seguro que lo hay) de Apple que haya detrás.

Por otro lado, Apple no es una compañía que se caracterice por dejar las cosas al azar, al contrario, una de las herencias de Jobs es cuidar hasta el último detalle con una exhaustividad obsesiva, así que en ese sentido no me cabe duda de que lo que lancen estará cuidado y además al máximo, el funcionamiento y las características es lo que má sme preocupa. Es también importante que no se pierdan funciones tan buenas como las que hay ahora para mostrar el tráfico, calcular rutas a pie o encontrar el trayecto de un sitio a otro en transporte público.

Lo que si va quedando cada vez más claro es sea lo que haya entre Google y Apple va camino del divorcio, de interesantes (e interesados) aliados en un pasado, con Android de por medio están empezando a posicionarse cada vez más en direcciones completamente distintas, donde pueden acabar todavía es pronto para saberlo, pero es probable que de aquí a un tiempo lo único que quede sea la reminiscencia de un buscador en Safari Mobile, que por si fuera poco ya puede cambiarse.