No sé si será algo recurrente para los usuarios de otros equipos Mac como iMacs y MacBooks Air pero en mi caso, mi MacBook Pro a veces deja mucho que desear. No me malinterpreten, estoy muy conforme con mi ordenador; me refiero específicamente a su sonido, a las limitadas configuraciones a la hora de hablar de la ecualización y del volumen, características que a veces desearía fuesen mejores. Si sientes que compartes este problema, si deseas conocer algunos simples consejos para mejorar el audio de tu Mac (sin recurrir a periféricos o dispositivos externos) entonces los siguientes tres tips son perfectos para ti.

Lo Básico

Lo primero a revisar cuando se siente que el volumen no es suficiente es su panel de control. Puede acceder a este desde «Sonido» en Preferencias del Sistema, o bien desde la barra de menú de Mac (hacer click manteniendo Alt (Option) mostrará un panel extendido). Básicamente, aquí deberá asegurarse que el volumen esté en el nivel deseado y que su balance sea el correcto. Muchas veces, por distracción o error, el nivel de volumen está bajo o su balance hacia algún costado, situaciones que pueden arruinar la experiencia sonora en Mac. Adicionalmente, aquí podrá configurar otras opciones como, por ejemplo, altavoces externos, micrófonos y auriculares.

Ecualizadores de iTunes

Si siente que la debilidad del sonido en su Mac se presenta, principalmente, a la hora de escuchar música, es importante conocer y comenzar a experimentar con el ecualizador de iTunes. Básicamente, ésta es una herramienta o un panel que permite la selección de diferentes configuraciones de audio: aquí podrá seleccionar diferentes modalidades que van desde un ecualizador uniforme hasta la reducción de graves o agudos y la creación de nuevos preajustes. Para acceder al panel de ecualizador de iTunes debe abrir esta aplicación, y seleccionar «Ecualizador» en el menú «Ventana» del menú superior de OS X.

Boom

Si las dos alternativas mencionadas y presentes en el sistema operativo de escritorio de Mac no son suficientes, entonces es posible que deba recurrir a una aplicación de tercero. En lo personal, en el pasado he experimentado con Boom, un desarrollo que se integra a OS X y que permite impulsar, llevar al extremo la configuración de audio de su equipo. En otras palabras, instalar Boom me ha permitido ir más allá del límite de volumen preestablecido por Apple y realmente ha hecho vibrar a mi equipo. Adicionalmente, también podrá seleccionar diferentes ecualizadores y configurarlos a gusto. Muchos usuarios han reportado que tras instalar Boom sus deseos y pensamientos de altavoces externos fueron dejados de lado –así de poderosa es esta aplicación. Puede ser descargada de su sitio Web oficial y tiene un precio de 6,99 dólares.