Tras perderse las navidades por una decisión de la firma japonesa, la nueva Toshiba AT200 llega finalmente al mercado occidental. Este dispositivo levantó una gran expectación durante el IFA de Berlín el pasado mes de septiembre, no por lo espectacular de sus especificaciones técnicas, por debajo de la media en estos momentos, sino por su interesante diseño. La tablet de Toshiba es — o al menos lo era en el momento de su presentación — la tablet con Android Honeycomb más delgada del mercado, con unos escasos 7.7 milímetros de perfil, y un acabado en aluminio cepillado en su parte trasera.

Por si no lo recordais, AT200 — o Excite 10, como se la conoce en Reino Unido — es una tablet con pantalla de 10.1 pulgadas y retroiluminación LED, con una resolución de 1280×800 pixels, cámara trasera de 5 Megapixels con capacidad de grabación de vídeo en alta definición 720p y frontal de 2 Megapixels, conectividad inalámbrica WiFi 802.11n, GPS asistido, y procesador OMAP single-core a 1.2Ghz de Texas Instruments junto a 1GB de memoria RAM.

El retailer británico Carphone Warehouse, o The Phone House como lo conocemos en España, ya lista este modelo de tablet, que funcionará bajo Android Honeycomb en su versión 3.2, lo que resulta poco menos que curioso sabiendo que la mayoría de nuevas tablets llegan ya a la cadena comercial con el nuevo Android Ice Cream Sandwich presinstalado, o al menos como opción de actualización inmediata. El modelo con 16GB de almacenamiento está disponible por 399 Libras esterlinas, o lo que es lo mismo, 475 Euros en estos momentos (US$632), mientras que la versión con 32GB de memoria Flash interna llega por 449 Libras, o 536 Euros al cambio actual (US$711), precios que si bien no se salen de la media, se antojan excesivos para una tablet de estas características.