La gente de la Universidad de Cornell y la Universidad de Chigaco estuvieron pensando en todos nosotros y en cómo podían ayudarnos, así que desarrollaron una mano robótica que si bien es parecida a muchas de las que vimos en los últimos tiempos, tiene un giro interesante. Esta mano no trata de ser parecida a una humana, para eso tenemos las nuestras. En cambio crearon un sistema que puede agarrar cosas de diferentes formas y dispararlas donde así lo deseemos.

Lo que pueden ver en la punta del brazo es una pequeña pelota con forma granular (que es algo así como si llenásemos un globo con arena) conectado a un compresor de aire. El brazo se agacha, succiona el objeto y después lo dispara con la fuerza necesaria.

No me molestaría tenerlo en mi cuarto para que junte las cosas y las guarde todas en una caja, sin duda.