Siguiendo la estela de Kingston y confirmando al tendencia de la rebaja de los chips NAND Flash, SanDisk ha decidido recortar los precios de venta de todos sus productos de almacenamiento. La compañía ajustará los precios para un gran abanico de dispositivos, desde tarjetas de memoria a unidades USB y discos SSD, en un esfuerzo por reducir el impacto negativo en su cuota de mercado, que podría verse afectada por las rebajas simultáneas de otros fabricantes, según informa DigiTimes.

SanDisk, todavía uno de los fabricantes con más éxito en el campo de las memorias Flash, especialmente en lo referente a tarjetas de memoria y Flash Drives, cuenta con una importante parte del mercado con un porcentaje cercano al 40%, un share que no están dispuestos a perder, de acuerdo con las fuentes de DigiTimes. Una estrategia de rebaja sustancial en sus productos podría estimular el volumen de ventas, y mantener el liderazgo de la firma en el mercado.

El recorte sería similar al que Kingston planea realizar también, con aproximadamente un 15% de rebaja sobre el precio de venta al público de sus principales productos, y estaría motivado además por el cambio a una tecnología de producción de menor tamaño, que ya se estaría llevando a cabo durante este primer trimestre. Este cambio haría más complicado colocar el stock de dispositivos «más antiguos», al rebajarse los costes de producción de las nuevas unidades, que además serían más eficientes en su funcionamiento, dejando como alternativa más conveniente esta reducción de precio que podría hacerse efectiva en las próximas semanas, según llega nuevo material a la cadena comercial.

Toshiba, uno de los pioneros en el campo de las memorias NAND y principal proveedor de chips para SanDisk, cambiará la actual tecnología de 32-24nm a una de 21-19nm, con mayor rendimiento en la producción. El resto de fabricantes también han comenzado durante este año la transición hacia los nuevos procesos, que ayudarán a reducir los costes de fabricación, ayudando por lo tanto a colocar el precio de las unidades Flash y SSD en 1 dólar por Gigabyte.