No hace nada que se había filtrado la nueva cámara de Olympus, una especie de cámara con diseño retro que parecía una DSLR pero que finalmente es una cámara micro cuatro tercios, la nueva Olympus OM-D hace su entrada al mercado de las cámaras avanzadas.

Si pasamos por alto su diseño, tenemos una cámara micro cuatro tercios bastante «normal», con un sensor Live MOS de 16,1 megapíxeles, procesador de imagen TruePIC VI, un visor electrónico de 1.4 millones de puntos y pantalla LCD táctil de 3 pulgadas abatible. Tiene estabilizador de imagen en su interior, con algo que no puede faltar, la grabación de vídeo en 1080p en formato MPEG4.

Incluye nuevos sistemas de edición de fotos en vivo, como el ,modo «Dibujo Coloreado, Proceso Cruzado y Tono Dramático», para los que os gusta disparar directamente las fotos modificadas, aunque es aconsejable disparar las fotos en RAW y después en tu PC editarlas a tu gusto.

Y parece que Olympus tiene ganas de poner esta OM-D E-M5 entre fotógrafos profesionales o semi-profesionales, porque es una de las primeras cámaras micro cuatro tercios que incorpora como accesorio una empuñadura extra que aumenta la capacidad de la batería y que además ofrece un segundo botón de disparo para hacer fotos con la cámara en vertical y además agregar más estabilidad sujetándola.

Parece que llegará oficialmente a finales de febrero por 990€ el cuerpo, si lo quieres con un M.Zuiko DIGITAL ED 12-50mm f/3.5-6.3 tendrás que pagar 1.300€ por ella.