Con los dos principales exponentes de Southern Islands ya en el mercado, falta por conocer cómo será el resto de la nueva serie HD7000 de Radeon; o al menos faltaba, hasta que MSI ha filtrado sin intención el roadmap completo de las GPUs AMD de 28nm, revelando algunas unidades que ya conocíamos, y otras que estaban por aparecer, junto a sus ventanas de lanzamiento aproximadas. AMD Radeon HD7900 es la gama más alta de las tarjetas gráficas de AMD, con modelos ultra rápidos de un núcleo y los monstruos de dos núcleos gráficos que todavía no han hecho acto de presencia, pero no es lo único que los nuevos chips Southern Islands tienen que ofrecer.

Alto rendimiento, unidades mainstream

Según el gráfico de MSI publicado las AMD Radeon HD7800 llegarán en el mes de marzo con los modelos HD7870 y HD7850 basados en los núcleos Pitcairn (Pro y XT) Estas GPU de gama «mainstream» llegarán con unas especificaciones más humildes, con 1408/1280 unidades de procesamiento y 88/80 motores de texturizado respectivamente, ambas con 2GB de memoria GDDR5 con bus de 256-bit y precios entre US$249 y US$299, bastante por debajo de sus hermanas mayores. Estas unidades están orientadas al gaming, y serían el paso intermedio entre las tarjetas de menor coste y las más potentes basadas en Tahití XT y Tahití Pro, con una gran salida gracias a su precio de venta más reducido. Estas GPUs, si anteriores filtraciones son correctas, utilizarían núcleos con mayor velocidad de reloj, más cerca de 1Ghz que HD7900, como suplemento al menor número de unidades de procesamiento, para conseguir un rendimiento estable en la mayoría de escenarios.

Presupuesto antes que rendimiento

Antes de las nuevas HD7800 llegará la gama media de la serie, representada por las AMD Radeon HD7770 y HD7750, bastante más recortadas con 896/832 núcleos de procesamiento y 56/52 unidades de texturizado. Estas GPUs rondarán los 140-150 dólares, un precio bastante más contenido, aunque a cambio incorporarán los núcleos Cape Verde, sustitutos de Juniper de rendimiento moderado y mayor eficiencia energética, con una frecuencia de reloj bastante cercana a 1Ghz, junto a 1GB de memoria GDDR5 con un bus de 128-bit. Estas tarjetas «discretas» llegarían alrededor del 15 de febrero, en apenas 15 días, para lograr hacerse un hueco entre las unidades de precio reducido, donde gracias a sus núcleos de nueva generación con consumo inferior tendrán una ventaja sobre otras de la misma categoría. AMD ha tomado la decisión de no refrescar las unidades de gama baja, de modo que las posibles series HD7600 e inferiores no estarán basadas en la misma tecnología de 28 nanómetros de Southern Islands, siendo meras actualizaciones de la serie HD6000, reutilizando los mismos núcleos utilizados en la pasada generacíon.

La bestia de dos núcleos, en espera

Sorprendentemente, el mayor exponente del rendimiento gráfico de AMD, las Radeon HD7990 con dos unidades Tahití XT en el mismo PCB no tienen todavía fecha de lanzamiento determinada, a pesar de que Radeon HD7950 y Radeon hd7960, también basadas en estos núcleos, ya están a la venta. La GPU de doble núcleo de AMD podría aproximarse a los US$849, un precio superior al del monstruo bicéfalo Radeon HD6990, que incorporaba dos núcleos Cayman XT y rondaba los $750.

Está claro que la intención de AMD es la de competir en el terreno de NVIDIA, aunque todavía no sabemos qué sorpresa nos tienen preparada con Kepler, que debería ser anunciada entre febrero y marzo, y llegaría al mercado en abril. La que pega primero, ¿pega dos veces?