Continúa la campaña agresiva de Microsoft contra Google. Hace días surgía un vídeo en el que los de Redmond arremetían fuertemente contra Gmail, y más tarde ampliaban el repertorio acusándoles de usar a sus usuarios como cobayas humanas para la prueba de aplicaciones sin terminar. Hoy, en un movimiento sorprendente, arremeten contra una de las cosas que mejor les va a Google: el vídeo web.

Desde hace tiempo Google controla YouTube, el sitio por excelencia para el visionado de vídeos en la red, y por ende, el que mayor promoción hace al consumo de vídeos online. Sin embargo no es eso contra lo que arremete Microsoft, sino contra el uso abusivo de patentes que tiene Google gracias a Motorola Mobility, cuya adquisición fue confirmada por Europa hace unos días.

Entre otras cosas, Motorola (o Google, como prefieran) demanda a fabricantes como Microsoft hasta 22.50 dólares por cada dispositivo que reproduzca vídeo H.264, uno de los estándares más utilizados a día de hoy, y sin duda el más popular. Google posee hasta 50 patentes relacionadas, un pequeño porcentaje de hasta las 2.300 que se reparten hasta 29 compañías, pero el más “caro” de todos.

Microsoft ha vuelto a explicar públicamente “su enfado”, y lo ha hecho directamente a sus usuarios, publicando un artículo titulado Google: por favor no maten el vídeo en la web, con el que al menos pretenden echar más leña al fuego y crear algo de presión social.

Lo curioso del tema, tal vez, es que Microsoft cobra un alto porcentaje de lo que se lleva Google por cada teléfono Android vendido debido también a las dichosas patentes.