Directo desde Barcelona en el Mobile World Congress hemos asistido a la presentación de Windows 8 por parte de Microsoft con todas las novedades y nuevas características introducidas desde que allá por septiembre en el evento BUILD para desarrolladores pudiésemos ver todas las características. Steven Sinofsky ha tomado al escenario para detallar lo que se revela como la mayor renovación de todo el sistema prácticamente desde Windows 95.

Vemos como la interfaz Metro, heredada de Windows Phone, toma todo el protagonismo con grandes cambios como la eliminación del botón de inicio, en su lugar, las esquinas de la pantalla se transforman en elementos activos que nos permiten acceder a diversas partes del sistema e interaccionar con el mismo. Por ejemplo, una vez en la vista Metro con la cuadrícula con todas las aplicaciones, si nos desplazamos hasta la esquina inferior derecha obtenemos una visión general de todo para poder ubicarnos mejor y mover aplicaciones o grupos de aplicaciones por temática de un lado a otro.

Ya sea en Metro o en el escritorio tradicional, al movernos a la esquina inferior izquierda aparece una pequeña vista previa de Metro para saltar rápidamente a ella, también una lista ocn las últimas aplicaciones abiertas. Una vez dentro de una aplicación podemos cambiar entre ellas moviendo a su vez a la esquina derecha pero esta vez en la parte superior, todo funciona realmente bien y le da una agilidad al sistema, ya lo estemos usando con un ratón o con el dedo.

Interesante también como todo el sistema está «vivo», desde la propia pantalla de bloqueo vemos información constantemente actualizada del tiempo, los mensajes sin leer, los chats o el estado de la batería o la red.

El encendido y apagado del sistema también es inmediato. La idea general es un sistema pensado para hacer de puente entre lo móvil y el escritorio, entre PCs y tablets, escalable a cualquier tamaño y aplicable a cualquier situación. En breve saldrá un post con todos los detalles, pero de momento esta Consumer Preview nos ha dejado una muy buena impresión, un adecuado giro de timón que mucha falta le hacía a Microsoft. Está disponible el enlace para la descarga de Windows 8.