La empresa especialista en alto rendimiento móvil ha anunciado las nuevas mejoras de sus chips y el camino que se plantea seguir a corto plazo. Durante la breve rueda de prensa ofrecida en el Mobile World Congress de Barcelona, Qualcomm ha hecho hincapié en la importancia de entregar la mejor experiencia al usuario, por encima del número de núcleos de los procesadores.

La pregunta con la que se abría la conferencia lo expresaba de forma clara: ¿es mejor tener dos que tener cuatro? La compañía se está centrando en conseguir el mejor balance entre todos los componentes, especialmente con la GPU, ya que sí que es cierto que muchas veces más velocidad no equivale a mayor potencia o mejor experiencia de usuario.

Con esta filosofía, el nuevo procesador S4 Pro de Qualcomm incorpora la GPU Adreno 320, que es hasta 4 veces superior en rendimiento que su predecesor, el Adreno 225. Un aspecto interesante a tener en cuenta es que lo importante no es llegar a cierta velocidad o rendimiento, sino mantenerlo durante todo el tiempo de funcionamiento. La cuestión reside en conseguir que los chips mantengan su eficiencia y potencia.

Esta nueva versión de su Snapdragon llegará al mercado en la segunda mitad de 2012, dando soporte a gráficos 3D de última generación, además de haberse optimizado para conseguir una mejor experiencia en el inminente Windows 8.