Ya sabemos cómo las redes sociales han impactado el mundo de internet. Hemos hablado largo y tendido sobre ello en Bitelia, y también hemos mencionado algunas veces qué influencia tienen en la educación. Ahora, una infografía de Online Universities publicada por Mashable nos muestra exactamente cuál es esa influencia, a través de algunos datos interesantes recopilados de diferentes fuentes.

No todas las universidades comprenden del todo bien las redes sociales. Muchas de ellas ni siquiera las incluyen en sus programas de estudio, pero ¿qué pasa cuando los alumnos comienzan a utilizarlas en clase? ¿Y los profesores las consideran como una herramienta de trabajo? La verdadera pregunta reside en si las universidades están aceptando este nuevo desafío de acoplarse a la comunicación del momento.

De acuerdo con este estudio, el 100 por ciento de las universidades de los Estados Unidos están usando las redes sociales en alguna medida. Hace dos años, era impensable que Twitter formara parte del aula de clases; hoy en día, el 84 por ciento de los estudiantes usan esta red social de microblogging para enviar anuncios en tiempo real a otros estudiantes. En cuanto a Facebook, la red social más popular del mundo, en 2008 solamente el 61 por ciento de los estudiantes la usaban. Hoy en día, el 98 por ciento la usa, haciendo de Facebook la herramienta de social media más usada en las universidades.

LinkedIn, por su parte, también se está abriendo paso. En tres años podemos ver cómo el uso de esta red profesional aumentó en un 47 por ciento. Los blogs, por su parte, siguen más o menos en el mismo porcentaje, con un descenso del 1 por ciento en su uso. También sucede lo mismo con las carteleras o message boards, que se encuentran dentro de los porcentajes del 36 a 37 por ciento en el último lustro.

Ahora bien, ¿cómo están usando las universidades estas herramientas? En el aula, los profesores eligen las redes sociales para compartir materiales de aprendizaje con sus alumnos, mientras que estos las prefieren para hacer anuncios y comenzar discusiones sobre las temáticas vistas en clase. Además, los alumnos tienden a hacer páginas de “espíritu escolar”, relacionadas con vivencias en el campus, por ejemplo, la página de fans de la mascota del colegio. En definitiva, las redes sociales se están usando para crear más conversaciones, crear una red de profesionales y encontrar contenido rápidamente.