Con el SDK comercial de Kinect y la la versión del sistema de captura en 3D especialmente diseñada para el ordenador como parte del esfuerzo de Microsoft por llevarlo a la plataforma de los compatibles, solo faltaba que comenzase a surgir nuevo software que explote sus capacidades, aunque con sinceridad, no esperaba que ocurriese tan rápido. La primera pieza notable en salir de este invento (El SDK, no Kinect) de la compañía de Redmond es este «Kinect for Media Center«, una aplicación muy interesante que como podeis averiguar por su nombre, trae la interfaz de gestos del periférico al software multimedia de Windows 7.

El software, desarrollado por un independiente de nombre Brad Mauk, nos permite utilizar nuestros brazos o incluso nuestra voz para interactuar con Windows Media Center, de modo que podamos controlar todos los aspectos del entorno, desde la reproducción hasta los menús, sin tener que utilizar el ratón, el teclado, o el mando a distancia, al igual que los usuarios de Xbox 360 hacen con su consola. El «Plugin» para WMC incorpora también un sistema de «cancelación de ruido» que permite que el audio del archivo que esté siendo reproducido no interfiera con los comandos de voz, siempre que el volumen del sistema de sonido se encuentre en un «nivel razonable». Debido a la limitación impuesta por Microsoft con respecto al SDK y el uso del hardware, la aplicación es únicamente compatible con el modelo específico para PC, que al formar parte de un kit «especial» para desarrolladores, y debido a sus particulares características, tiene un precio que muy pocos usuarios están dispuestos a pagar. Este tipo de límite sólo hará que la tecnología se implemente con mayor lentitud, algo que al final no beneficia ni a Microsft ni a nosotros, los usuarios finales. Kinect for Media Center se podrá adquirir por $6.99, precio comedido que lo haría accesible a mucha gente de poder utilizarse con la versión normal de Kinect; lástima que no sea el caso.

Por suerte, es casi una certeza que Windows 8 llegará de serie con cierto grado de integración con Kinect, lo que hace bastante posible que una interacción muy similar con Windows Media Center — amén de otras áreas de la interfaz del sistema — esté disponible cuando el sistema operativo llegue a las tiendas y ordenadores de todo el mundo.