El día que se anunció la separación de divisiones y se clavó la puñalada que hasta ahora mantiene en terapia intensiva a WebOS nos pudimos dar cuenta que venían tiempos fuertes y decisiones bastante difíciles. La nomina de WebOS habría disminuido considerablemente el día de hoy en función de crear un grupo de ingenieros más pequeño. Según la confirmación de HP todo ha sido en función de lo que viene sucediendo con WebOS y ya no es necesaria tanta mano de obra, por lo tanto se decide quitar más de doscientos platos de la mesa.

Aparentemente la disminución del personal llega, según The Verge, a los 270 empleados. En declaraciones de HP:

Como webOS continúa la transición de fabricación de dispositivos móviles a software de código abierto, ya no se necesita muchos de los ingenieros y otros puestos relacionados que requerían antes. Esto crea un equipo más pequeño y más ágil que está muy bien equipado para hacer un buen webOS de código abierto y mantener el compromiso de HP con el software a largo plazo.

La decisión está tomada y parece algo lógico, sin embargo, parece curioso también que hace unas semanas, en medio del alboroto por las decisiones y todo lo que la nueva CEO tenía que decidir, hicieron entender que aún estarían interesados en crear hardware para WebOS, es decir, otros dispositivos móviles que se sumaran a los que ha sido lanzados hasta ahora. Y obviamente un recorte de personal no parece ser el mejor movimiento para volver a crear productos similares. Si con la plantilla apenas se lograron lanzar dos modelos interesantes y una tableta, con menos, podemos asumir que sólo se dedicarán a mejorar el software y crear dispositivos donde probar los avances.

Mientras tanto, en la misma declaración se agrega que ex-empleados de la división de WebOS serán reasignados a otros puestos dentro de la empresa.