Unas de las noticias más importantes de las últimas horas es aquella de la que ha informado The Wall Street Journal. Este periodico ha asegurado que Google realizó un espionaje de los usuarios de Apple a traves de su navegador, Safari.

Desde Google han reaccionado rápidamente y poco después de conocerse esto ya se sabía que la empresa estaba trabajando para dejar de usar las herramientas mediante las cuales podía conocer cierta información de la navegación de los usuarios para mostrarles publicidad personalizada. Ahora en una nueva nota, el gigante de internet ha querido señalar que en The Wall Street Journal han informado sobre este hecho de una forma errónea.

Según informa Google este sistema ha estado utilizando una conocida funcionalidad de Safari, la cual permite proporcionar cierta información de los usuarios una vez están logados en los servicios de Google, algo que se hacía con el consentimiento del usuario y recalcan, sin recabar información personal. Explican que Safari bloquea por defecto todas las cookies de terceros, pero permite otras funcionalidades basadas con los botones Me gusta, algo que ha estado usando Google desde hace tiempo con su botón de +1, ofreciendo a los usuarios la posibilidad de ver publicidad personalizada.

Para poner en funcionamiento esta funcionalidad explican que crearon un enlace temporal entre Safari y los servidores de Google, la cual se establecía cuando el usuario iniciaba sesión en su cuenta. De este modo podrían determinar la cantidad de usuarios de Safari que habían iniciado sesión y que han optado por usar este sistema.

Sin embargo, el navegador Safari contenía una funcionalidad que permitía a otras cookies de Google relacionadas con los anuncios instalarse en el navegador. No anticipamos que esto pudiera pasar y por eso hemos comenzado a eliminar estas cookies de los navegadores de Safari. Es importante volver a destacar que, como en otros navegadores, estas cookies relacionadas con la publicidad no recaban información personal.

De este modo en Google han querido aclarar todo este tema, dejando bien claro que lo están eliminado y además puntualizando que los usuarios de otros navegadores, como Internet Explorer, Firefox o Google Chrome, no se han visto afectados, tampoco aquellos de Safari que habían expresado su voluntad de no participar en el programa de publicidad personalizada basada en sus intereses.