Mientras que una universidad de EE.UU. en conjunto con Microsoft Research aseguran que la tecnologia usada en las unidades de estado sólido actual tendrán su juicio final en 2024, Eli Harari, co-fundador de Sandisk y uno del padres de la memoria Flash dejó caer unas declaraciones, mejor dicho, predicciones muy interesantes durante su última ponencia en la International Solid-State Circuits Conference (ISSCC): la memoria Flash sustituirá y dará «jaque mate» a los discos duros, de hecho, llegó a dar una fecha y para 2020 podemos esperar que esto suceda.

Dejando claro que habla por sí sólo y no por Sandisk (dejó la empresa en 2010), Harari se basa en que hoy en día el costo por gigabyte de memoria NAND es 10 veces menor que el costo de la memoria DRAM y por el rumbo que lleva el desarrollo, parece que no cambiará. Para prueba, la misma SanDisk anunció que logró el desarrollo del chip de memoria flash más pequeño hasta ahora basado en 19 nanómetros con 16GB de almacenamiento (128-gigabit), por lo que los avances, tal cual comentan, siguen y esperan llegar fabricarlos en procesos de 10nm.

Pero no sólo predice que los discos duros (HDD) podrían tener su lápida para 2020, las memorias DRAM también serían sustitudas con soluciones de almacenamiento flash. Podríamos creer que esto se veía venir porque el almacenamiento flash ha sido el medio más usado en dispositivos móviles, cámaras, SSD, consolas portátiles y ahora, como lo demuestra Intel con su apuesta por los Ultrabooks, sigue creciendo y teniendo aún más presencia, sin embargo, como la mayoría lo nota, el precio sigue siendo elevado en estos equipos.