La «compra cómoda» acaba de adquirir un nuevo sentido con la curiosa iniciativa de Whole Foods Market, que está planeando un carro de la compra de «nueva generación» utilizando el versátil sistema de captura de movimientos de Microsoft Kinect. La compañía ha presentado un prototipo de lo más interesante, o incluso absurdo si lo vemos desde cierta perspectiva, que hace que empujar el carro de la compra a través de los pasillos del supermercado sea una cosa del pasado. El carrito de la compra con Kinect está motorizado, y puede identificar al usuario, siguiéndolo por la tienda sin que tenga que actuar, ayudando además al proceso de la compra con un sistema automatizado de reconociento de productos.

Cuando se introduce un producto en el carrito, este lo escanea, identifica y si tenemos una lista de la compra cargada, los tacha automáticamente, ofreciendo incluso sugerencias, y permitiendo hacer «check out» automático, sin tener que retirar la compra y pasarla por la cinta como es habitual. El carro de la compra Kinect está siendo desarrollado para Whole Foods por una empresa llamada Chaotic Moon, y ha sido presentado en el campus de Microsoft en Redmond, durante un evento especial. El proyecto tiene apenas unas semanas, lo que se hizo notar en la demostración, con algunos fallos del sensor y del sistema en general, aunque promete bastante, eso sí, una vez la tecnología alcance un estado de desarrollo avanzado.

¿Recordais aquel futuro que se planteaba en los 60,70 e incluso los 80, en los que todo sería automático y los coches podrían volar? Bien, quizás los coches no puedan volar durante muchas décadas más, pero los automatismos están haciendo presencia ya en nuestro día a día, y esta es una muestra más. Del mismo modo se demuestra no solo el potencial de Kinect — que habría que poner en una balanza frente al precio del sistema, que no es precisamente económico — sino también el interés que levanta entre consumidores y empresas de todos los ámbitos. Microsoft asegura que más de 300 compañías distintas están trabajando ya en usos comerciales para Kinect bajo Windows, lo que augura éxitos para la plataforma en un futuro bastante próximo.