Y aquí está el híbrido del que venimos hablando hace meses. La misma empresa no los hizo oficial una vez, pero ahora, estando en la presentación, pudimos obtener los datelles de cómo demonios ASUS quiere que llevemos todo el poder en el teléfono y un caparazon como tableta.

Todo el poder de La ASUS Padfone viene concentrado en un smartphone con pantalla qHD Super AMOLED de 4.3 pulgadas, un procesador Snapdragon de doble núcleo con frecuencia a 1.5GHz y GPU Adreno 225. Todo esto correrá baja la interfaz de Android Ice Cream Sandwich cuando se publicado para la venta en el mes de abril.

Lo interesante del ASUS Padfone es que al acoplarse con con la pantalla se convierte en una tableta con pantalla de 10 pulgadas totalmente funcional. Además, como sorpresa para muchos, al igual que la HTC Flyer y el Galaxy Note de 10.1 contará con un stylus para manipular el equipo.

Sobre sus especificaciones al detalles tenemos una cámara de 8 megapíxeles con enfoque automático y flash LED (La cámara graba frontal con resolución VGA). Se complementa con almacenamiento entre de 16 a 64 GB que puede ser ampliable mediante microSD, Bluetooth 4.0, HDMI, GPS, A-GPS, giroscopio, batería de 1520 mAh y una brújula. En cuento a las opciones de conectividad es capaz de bajo redes HSPA+ (42Mbps).

Pero no es todo, ASUS quiere que el Padfone sea un equipo tres en uno y por lo tanto le encontramos justificación al teclado que confunde con otros equipos de la familia a primera vista. Este tercer dispositivo que apareció en escena no busca otra cosa que ofrecer lo que ya Motorola con Atrix ofrece y sigue la línea de la Transformer Prime. Esto quiere decir que sí, se logró convertir a la ASUS Padfone en un equipo tres en uno, pero no daremos la impresiones de si funciona o no porque estamos por probarla.

En edición…