Luego de las impresionantes cifras arrojadas por el reporte financiero de Apple publicado el día de ayer, los de Cupertino no descansan y ya están preparándose para lo que vendrá muy pronto. De acuerdo con lo revelado por una fuente anónima en Foxconn China, la compañía de la manzana lanzaría la próxima generación del iPhone durante el verano boreal, un dispositivo que no sería radicalmente diferente al iPhone 4S pero que podría contar con una pantalla de 4 pulgadas.

En una noticia publicada recientemente por el sitio Web 9to5Mac, una «fuente confiable» de Foxconn declaró que el próximo iPhone (por el momento conocido como iPhone 5) podría ver la luz en la conferencia de desarrolladores de Apple, la WWDC, durante el verano estadounidense. Adicionalmente, esta persona que permanece en el anonimato dijo que el próximo smartphone de la compañía podría incluir una pantalla de mayor tamaño, es decir un display de 4 pulgadas y no de 3,5 pulgadas como la presente en dispositivos como el iPhone 4S.

Finalmente, a diferencia de otros reportes, esta noticia señala que el iPhone 5 no ofrecería un diseño curvo o de teardrop: las muestras actualmente en producción son sutilmente más largas y anchas pero siguen la misma línea del terminal que hoy en día conocemos. Aún así, cabe señalar que todas esas muestras no son finales, por lo que la discusión y los rumores acerca de la forma y de las prestaciones del próximo smartphone de la manzana serán tema de conversación en los próximos meses. ¿Qué opinan?¿Apostará Apple a una pantalla ligeramente extendida?¿Conservarán el diseño robusto y firme del iPhone 4 y del 4S, o volverán a las curvas sensuales? Tal vez más importante: ¿lo veremos en junio?