El CES nos ha dejado un avance de todo lo que va a ocurrir este año en relación con la fotografía, noticias casi todas importantes que os hemos ido contando desde ALTFoto, pero después de las ferias siempre se recuerdan los pequeños detalles que nos han llamado la atención, las curiosidades que, aunque no van a significar un salto tecnológico, divierten a quienes han tenido la posibilidad de probarlas y ver cómo funcionan.

Uno de estos aparatitos es la cámara Tamaggo, un dispositivo muy similar una cámara webcam que permite tomar fotografías 360º con sólo apretar un botón. Es automática, pero tiene cuatro modos para seleccionar: suelo 360º, cielo 360º, panorámicas horizontales y panorámicas verticales. La cámara puede estar orientada hacia cualquier lado en el momento de la toma.

Las imágenes serán capturadas con 14 megapíxeles de resolución y en cuanto las descarguemos a nuestra tableta u ordenador podremos navegar por ellas, ya que su pantalla táctil LCD de 2 pulgadas sólo permite la visualización. La cámara trae un puerto mini USB y es compatible con bluetooth y Wi-Fi.

Como hemos dicho, es totalmente automática y, por tanto, su enfoque al infinito hará que no tengamos que preocuparnos de nada más que de hacer una captura correcta. Su batería es recargable y parece manejable, algo que viene ratificado por un peso de 190 gramos y un tamaño de 92x55x61,1 mm.

Saldrá al mercado en primavera y su precio rondará los 160 euros. Aunque creo que es un juguete muy entretenido, me parece una iniciativa muy atrevida la de lanzar una cámara de estas características cuando otras compactas traen numerosas funciones que, si bien no llegan a la perfección en 360º, vienen con muchas más características y no son necesariamente más grandes.