Ayer se cumplían siete años desde que Apple presentara el primer Mac mini al mundo. Sucedió en la Macworld celebrada en 2005 en San Francisco y en aquel tiempo implementaba un procesador G4 con versiones a 1,25 GHz y a 1,4 GHz. Su objetivo era poner un Mac a disposición de los interesados que no podían permitirse una computadora de mayor precio.

Actualmente este ordenador ha evolucionado mucho con prestaciones casi semejantes a las de un iMac (y en ocasiones superiores). Como parte de esa evolución también ha perdido elementos, como el reproductor de DVD, pero ha adquirido otras como el puerto Thunderbolt. Pero la pregunta es, ¿realmente es el mini un ordenador con futuro?

Su objetivo primordial no ha desaparecido, y en este aspecto tiene su lugar en el mercado. Pensemos en aquellos que probablemente ya tengan un PC por casa, y hasta posean teclado, ratón y monitor. Si quieren degustar las delicias de la manzana un buen comienzo sería este modelo, pues les supondrá el desembolso más bajo de la Apple Store en lo que a equipos de sobremesa se refiere.

Con el tiempo han aparecido otros usos que Apple no duda en destacar en su página web y para los que en un principio no estaba destinado. Por un lado hablamos de su utilización como servidor. En un entorno profesional de pequeña o mediana empresa un ordenador como este, con Lion Server instalado, cumplirá perfectamente con la labor de mantener y gestionar los datos de una compañía, bien solo o bien acompañado de otros adicionales. En parte es un efecto colateral del poco interés mostrado por el Mac Pro en Cupertino en los últimos años.

Otra de las aplicaciones que se le han dado al Mac mini en los últimos tiempos es el de centro multimedia para el salón de casa. También Apple destaca esta posibilidad en la página del aparato, una forma efectiva de tener Internet, disco duro multimedia y todo el universo de la manzana desde el televisor. En un momento en que se empiezan a anunciar decenas de modelos Smart TV esta solución puede ser muy cómoda y barata.

A la vista de lo anterior, ¿tiene futuro el Mac mini? A corto plazo sí que lo tiene, pues siguen existiendo usuarios con la necesidades comentadas antes. Incluso si Apple lanza un televisor propio, o hasta si deciden resucitar al Mac Pro aún habría personas que optarían por un Mac mini como el ordenador para su casa. Pero ahora dejadnos preguntar, ¿poseéis un Mac mini? ¿A qué uso lo tenéis destinado?