Google en un esfuerzo por hacer todo más fácil en la informática en general, lanza productos con una máxima: ¿se puede hacer más sencillo? El propio buscador de Google, Gmail, Chrome… son algunos productos sencillos de usar, en los que no hay que aprender mucho para usarlo. Son simples y se entiende su funcionamiento. No siempre pasa con todos sus productos, pero por regla general es algo así como «su máxima».

Google decidió lanzar un sistema operativo basado en Linux y que solo fuese un Chrome para hacer todo. Así nació Chrome OS, un sistema operativo para portátiles que está en desarrollo y que está presente en un par de portátiles, uno de Acer y otro de Samsung. Hemos tenido la oportunidad de jugar con el Samsung Series 5 Chromebook y algunas impresionaes te las contamos en esta análisis.

Lo primero que hay que entender sobre el Samsung Chromebook y de Chrome OS es que su uso es muy limitado, tanto como el propio Chrome es, un buen navegador, pero que como sistema operativo no se si es muy adecuado.

Chrome OS en Chromebook te permite hacer cualquier tarea en la web ya que es un navegador web, pero también algunas tareas como descargar archivos, tener videoconferencias con apps que permitan ver tu webcam vía Flash como podría ser los Hangouts de Google+ o incluso leer archivos de una tarjeta SD o de una memoria USB. Pero sigue siendo un portátil cuyo sistema operativo es un navegador, y ahí está el problema.

Google le ha dado aplicaciones a Chrome/Chrome OS, pero no son más que accesos directos o en muy contadas ocasiones, aplicaciones que hacen tareas muy sencillas. No hay una gran variedad de ellas y la verdad es que no veo una gran participación de desarrolladores. Se supone que es un portátil pero el uso que le puedes dar en la vida real es mucho menor, no es siquiera comparable con una tablet o un smartphone, estoy seguro que con estos dos dispositivos puedes hacer más cosas que con un Chromebook, como por ejemplo algo muy básico: instalar Skype.

Características técnicas

  • Procesador Intel Atom N570 de 1,66GHz
  • 2GB de memoria RAM
  • Pantalla de 12.1 pulgadas LED a 1280×800 píxeles
  • 16GB de memoria SSD
  • Altavoces, salida de vídeo VGA, 2 puertos USB, lector de tarjetas SD
  • Wi-Fi 802.11n
  • Batería de 6 celdas hasta 8,5 horas de uso y 61 en reposo

Sencillez, su máxima

Lo primero que ves al encender el Chromebook es durante unos muy pocoos segundos un logo de Chrome, después ya estás en la pantalla de inicio, donde puedes elegir uno de los usuarios (usando una cuenta de Google, claro), o bien acceder con una nueva cuenta o usar una cuenta de incógnito para los que no quieren guardar sus datos en el portátile.

Que solo tarde unos pocos segundos en acceder a tu página web preferida desde que está apagado, es seguramente uno los motivos por el que la gente está interesado en uno de estos Chroembooks. Pero ten en cuenta que es normal, estás juntando un equipo con memoria SSD y con hardware muy sencillo, con un software que apenas usa recursos.

El resto de uso del portátil es idéntico al que cuando estás usando un navegador chrome, solo que a pantalla completa. No hay mucha diferencia.

La gestión de archivos no es muy buena, una nueva pestaña se abre cuando conectas un disco duro externo, un pendrive o una tarjeta SD, mostrando las carpetas en listas o en iconos, pero una vista de archivos muy simple que no tiene nada que ver con lo que puedes llegar a hacer con un Mac OS X, Windows o una distribuicón normal de Linux y una interfaz como KDE o Gnome.

Me ha sorprendido que funcione tan bien con reproducción de vídeo Flash, incluso en 720p, teniendo en cuenta que suelen dar problemas en Linux.

Movilidad y batería

Lo malo de este Samsung Chromebook es que es bastante pesado, algo sorprendente para un dispositivo que se supone es internamente muy simple, con una memoria SSD y poco más hardware. Es delgado y pequeño, pero es pesado para su tamaño, lo que acaba siendo un estorbo.

Eso si, al ser tan poca cosa a nivel técnico y tener una batería de seis celdas, la batería es lo mejor de este portátil. Por las pruebas que hemos hecho podemos hacer una media de 4 días sin necesidad de cargar la batería, con un uso más bien moderado, no como un portátil para estar con el 24/7. Seguramente será una de las cosas que más sorpdrendan de este portátil, su batería, claro que cuando lo único que tienes que hacer es mover un navegador, ninguna aplicación más, es normal que sean tantas horas de uso.

Veredicto

4/10

Sinceramente, no entiendo para nada este producto. Es pesado, con una pantalla que está bien sin ser una maravilla, memoria limitada y un sistema operativo que no te permite hacer más que navegar por internet. No es un portátil, es algo inferior mucho más simple.

Es en realidad un netbook, pero un netbook con un sistema operativo que te deja muy limitado, y aunque pueda parecer que es una limitación que te puede servir para tu día a día si se reduce a navegar por internet y poco más, por un precio estimado de 300 euros puedes conseguir netbooks con Windows que te permite instalar más aplicaciones.

Es en definitiva un intento de hacer un portátil mucho más sencillo y solo para navegar, pero las necesidades de hoy en día son mucho más altas que esto. Se queda en un buen intento, poco más para un usuario normal.

Puede tener un pase en usuarios que lo único, y esto es importante: lo único que hacen es navegar. En cuanto quieras hacer alguna otra cosa estarás limitado por el mismo sistema operativo siendo incapaz de instalar aplicaciones.

Samsung Series 5 Chromebook está disponible en algunas tiendas online por 399€. La relación entre precio y uso no está nada acorde. Quítale unos 200 euros y quizá pueda tener salida como portátil extremadamente barato para navegar y nada más.

Lo bueno

  • Terriblemente sencillo de usar
  • Bueno para conectarse a internet esporádicamente
  • Buena pantalla
  • Teclado con buena separación de teclas
  • Inicio muy rápido

Lo malo

  • Muy pesado
  • Funciones extremadamente limitadas
  • Navegación y edición de archivos muy limitado
  • No sirve para nada más que navegar por internet
  • No tiene apps interesantes